El municipio aportó documentación que compromete al propietario


Ayer por la tarde, el intendente Horacio Quiroga, se reunió con la fiscal de Graves Atentados contra las Personas, Sandra González Taboada, a quien le entregó más documentación que comprometería la situación judicial del propietario del edificio donde funcionaba el supermercado Cooperativa Obrera, y edificaciones lindantes.

Quiroga dijo que no deslinda responsabilidad e inició una investigación interna.

Se trata de una presentación realizada por el propietario de la obra, Néstor Guerrero, y el arquitecto Alberto Diez para adherir al Plan de Regularización de Construcciones que puso en marcha el municipio el mes pasado y que tiene carácter de Declaración Jurada.

Quiroga explicó que “el plan de regularización no es aplicable para obras en construcción sino que está destinado a obras ya finalizadas, por lo tanto no era aplicable a la obra que se estaba ejecutando sobre el local donde funcionaba la Cooperativa Obrera, pero sí es un reconocimiento de parte del propietario y su arquitecto de que no estaba declarada”.

También dejó trascender que inició un sumario interno para determinar responsabilidades.  “El mismo día viernes dí instrucciones para que se inicie una investigación interna con el objetivo de determinar, en todo este hecho, qué responsabilidad pudieran haber tenido los funcionarios municipales”, y agregó que «el gobierno municipal no deslinda responsabilidades, porque en definitiva quien va a determinar las responsabilidades de cada una de las partes es la Justicia».

Comments

comments