El paro nacional de mañana comienza a sentirse hoy


Este mediodía la CTA representada por Pablo Micheli se movilizará desde el Obelisco al Ministerio de Trabajo. Es la «previa» de la huelga de 24 horas prevista para este martes.

moyano_micheli

El quinto paro general del sindicalismo opositor comenzará a sentirse hoy con una marcha gremial como previa de la medida de fuerza que se llevará a cabo mañana.

La CTA rebelde dirá presente en una manifestación prevista para las 12 ante las oficinas de Telefónica, ubicada en avenida Corrientes y Maipú, para acompañar una protesta del gremio UETTEL. Y desde las 14 marchará desde el Obelisco hasta el Ministerio de Trabajo, junto con organizaciones sociales como la Corriente Clasista y Combativa.

El eje del reclamo es la modificación del esquema del Impuesto a las Ganancias. Las centrales obreras exigen, además, paritarias libres, un aumento de emergencia a los jubilados y medidas contra la inflación y la inseguridad.

El paro nacional surgió por iniciativa de la Confederación de Trabajadores del Transporte (CATT) y se potenció a partir de la adhesión de los sectores de la CGT que lideran Hugo Moyano y Luis Barrionuevo respectivamente. A esos sectores se sumó el respaldo de la CTA opositora y de numerosas agrupaciones de izquierda.

La medida de fuerza se sentirá en el servicio de colectivos y de ómnibus de media y larga distancia, en ferrocarriles, aviones, afectará las actividades relacionadas con los camioneros: no habrá recolección de basura, distribución de alimentos, combustible, y también pararán los empleados de estaciones de servicio de todo el país.

Sectores de izquierda prometieron hacer piquetes en la ciudad de Buenos Aires, el conurbano y el interior del país.

En el interior del país, los cortes anunciados por la Mesa del Encuentro Sindical Combativo se darán en la ciudad de Mendoza (Colón y San Martín desde las 6); Bahía Blanca (acto frente a la Municipalidad); y en el Puente Neuquén-Cipolletti, desde las 10.

El ministro de Interior y Transporte, Florencio Randazzo, descalificó la huelga organizada por gremios opositores al sostener que se trata de «un paro político» y señaló que así los sindicalistas «muestran enorme desprecio por los trabajadores”.

Comments

comments