El plan del Gobierno ante la crisis económica: precios congelados, descuentos y nuevos créditos


Con el consumo y la producción de alimentos y bienes hogareños en fuerte caída, a causa de la inflación y la devaluación del dólar, el Gobierno nacional está terminando de diagramar un nuevo plan de reactivación que implicará, entre otras cosas, congelar precios de la canasta básica y otorgar descuentos y facilitar líneas de créditos a todos los beneficiarios de la Anses.

Este paquete de medidas, que implicó un arduo trabajo desde diversos organismos como la Anses, la Secretaría de Energía y el Ministerio de Producción de la Nación, sería anunciado oficialmente en el transcurso de la semana que viene por el presidente Mauricio Macri. Regiría hasta octubre, justo para las elecciones presidenciales.

Uno de los principales puntos del plan será el congelamiento por seis meses de los precios de cuarenta alimentos de la canasta básica, gracias a un acuerdo del Ejecutivo nacional con las principales empresas productoras. Entre los productos se encontrarán cortes de carne, leche, algunas clases de galletitas y pastas secas, arroz y agua mineral, entre otros. Para que su alcance sea masivo, Producción espera sumar al acuerdo a las cadenas de supermercados.

En cuanto a los descuentos, la Administración Nacional de la Seguridad Social (Anses) y los supermercados anunciarán en breve una serie de beneficios para jubilados y beneficiarios de AUH y otros planes sociales. Variarán en cantidad y alcance en cada supermercado, pero tendrán un parámetro común: alcanzarán a todos los que paguen con una tarjeta de débito vinculada a una cuenta de la Anses, como una jubilación o una AUH.

Por otra parte, se espera la ampliación de los montos de los créditos Anses, también destinados a jubilados, pensionados y beneficiarios de la AUH. El Fondo de Garantía de Sustentabilidad (FGS) prestará hasta $160.000 a tasas que rondarán el 50%, más convenientes que las que ofrece un banco o una financiera por un préstamo a sola firma.

Y llega en momentos en que el Gobierno intenta paliar la caída del consumo y la pérdida del poder adquisitivo, con los precios de los alimentos subiendo a más del 5% mensual y al 58,3% anual, según el IPC del Indec de marzo.

Comments

comments