El plantel de Boca detenido en Brasil por la batalla campal post-VAR


El plantel Xeneize finalmente se quedó en Brasil toda la noche y planea volver a Buenos Aires esta tarde. Ocho integrantes de la delegación tuvieron que declarar en la comisaría.

Luego del polémico encuentro protagonizado por el VAR, los futbolistas de Boca Juniors intentaron meterse en el vestuario de Atlético Mineiro y hubo serios incidentes en los pasillos del estadio.

La supuesta posición adelantada que cobró el VAR en la jugada del gol.

La Policía Militar identificó a cinco jugadores, dos dirigentes y un integrante del cuerpo técnico que tuvieron que declarar en la comisaría tras los graves incidentes. Bermúdez se refirió a lo sucedido: «Los éxitos ya vendrán aunque haya gente empecinada en que tengamos que esperar un poco más».

El ídolo de River, Ubaldo Matildo Fillol, bancó al mundo Boca: «Todos estamos tristes porque no sé si es la palabra pero estamos matando el fútbol. En situación normal, con 50 mil personas en la cancha, puede haber un escándalo. Fue bochornoso. Qué es eso del fútbol brasileño que no deja dormir a los jugadores o con un presidente amenazando a todo un plantel. Me despojo de la camiseta con la que estoy identificado (River) y me pongo la camiseta del fútbol argentino. Todo el mundo vio lo que estaba pasando. Tiene que haber una protesta masiva de todos los países de Sudamérica. Se tiene que seguir jugando la Copa Libertadores y hay que limpiarla. La Copa y el fútbol no tienen nada que ver. Hay que sacar a los corruptos que hacen todo esto. No fue por casualidad lo que pasó. Hay gente mala que origina esto».

«El saldo fue de heridos, afortunadamente sin gravedad. Incluso hubo un intento de agredir con una barra de hierro al director de fútbol del Atlético, Rodrigo Caetano. El Primer Ministro dio arresto a algunos jugadores y miembros del comité técnico de Boca. En el camino, atacaron a todos los que encontraron, además de romper bebederos y barandillas. El primer ministro llegó después de algún tiempo y ahuyentó a los atacantes con gas pimienta. Los guardias de seguridad de Galo y Mineirão intentaron, sin éxito, contenerlos. Los argentinos decidieron entonces invadir el vestuario de Galo, donde había jugadores, comisión y tablero. Incluso el presidente Sérgio Coelho intentó evitar la invasión para proteger a los profesionales del Atlético. Terminado el partido, los jugadores de Boca bajaron por el túnel y se dirigieron al vestuario visitante. Unos minutos después, la delegación argentina abandonó la sede y, en un bloqueo, se dirigieron hacia el vestuario de árbitros», expresó el conjunto brasileño describiendo lo sucedido.
Por otra parte, el club argentino no disputará su compromiso del sábado contra Banfield y el Gobierno de la Nación evalúa exigirle al Xeneize un aislamiento obligatorio por romper la burbuja, aunque los dirigentes aseguran que eso no sucedió, ya que pasaron la noche en el micro. Mientras tanto, el equipo amaneció afuera de la comisaría con un vuelo programado para las 14hs, que por momentos parecería postergarse.

Comments

comments