El salario medio de la economía se aproxima a 8.000 pesos brutos


Una vez más, el Indec se valió de los aumentos generosos que registra en el empleado en negro para poder mostrar un alza promedio de 2,39% en noviembre. En el sector formal privado la suba del mes la midió en 2,25% y el sector público 0,58 por ciento.

En el sector formal privado la suba del mes la midió en 2,25% y el sector público 0,58 por ciento.

En el sector formal privado la suba del mes la midió en 2,25% y el sector público 0,58 por ciento.

Por tercer mes consecutivo, el organismo oficial de estadística dio cuenta de que los salarios en el sector privado en negro no sólo crecen más aceleradamente que la inflación, sino que supera largamente a las variaciones más acotadas que detecta en el sector privado formal y en el conjunto de los empleados públicos.

El Índice de Salarios del Indec acumuló en un año, desde diciembre de 2012 a noviembre de 2013 un incremento medio ponderado de 26%, apenas uno o dos puntos por debajo de la variación del promedio de precios al consumidor que calcula el consenso de consultoras y universidades privadas.

Según el sondeo oficial, en ese período lideró los incrementos la franja de los ocupados en negro con mejora nominal de 27,4%, a un valor medio de $4.409; le siguieron losempleados públicos con 26,7% y un nivel promedio para los tres niveles: nacional, provincial y municipal, de 8.870 pesos, mientras que en el segmento privado registrado por el Sistema Integrado de Jubilaciones y Pensiones fue de 25,4% a 8.566 pesos.

Llama la atención la precisión de la estimación del Indec de la variación de los salarios en negro a partir de la Encuesta Permanente de Hogares que hace todos los meses, para un rubro que estima que por un lado que representa un tercio de la totalidad de los asalariados, pero para el cálculo del promedio del mes de todos los trabajadores en relación de dependencia lo limita a 17,4%. El resto se distribuye en 56,1% privados registrados y 26,5% sector público en su conjunto.

De cualquier modo, no hay duda de que el poder de compra de las remuneraciones se ha licuado en los últimos tiempos, más aún si se compara el aumento de 26% con el 28% que se elevó el tipo de cambio oficial de pesos por dólar y más de 50% del dólar en el circuito libre, en el período considerado.

Comments

comments