El UPD, el ritual que es tendencia entre los adolescentes y preocupa a los adultos


Se iniciaron los festejos del Último Primer Día en las escuelas del país y con ellos la polémica por el consumo de alcohol, la suciedad y los ruidos molestos.

La madrugada previa a comenzar la primera jornada del último año de cursada en las escuelas secundarias, adolescentes de distintos establecimientos se reúnen en casas, salones de fiesta o lugares públicos y pasan la noche sin dormir hasta llegar a clases.

Los festejos por el UPD (último primer día) comenzaron en las provincias de Mendoza y San Juan, y rápidamente se extendieron a las escuelas del resto del país llegando a nuestra ciudad.

Es así que, alumnos de quinto año de distintos colegios celebraron en la noche del martes al compás de la música, bailes y brindis en las cercanías de los establecimientos educativos, en el monumento a San Martín y en el Paseo de la Costa.

Lamentablemente, lo que fue una “fiesta” para algunos, se volvió una pesadilla para otros. El descontrol de alcohol y droga hizo que vecinos de las zonas de festejos tuvieran que pasar la noche entre disturbios, corridas y gritos.

Además, hubo varios jóvenes internados en el hospital Castro Rendón por los excesos en la ingesta de alcohol y drogas.

Esta nueva “moda” entre los jóvenes plantea el debate sobre los límites que se les debe imponer desde el hogar y las instituciones educativas para hacer cumplir las normas y hacerles ver y comprender que “no se puede todo” lo que hará posible una convivencia más democrática.

Comments

comments