El VAR ¿un error o un acierto en el fútbol?


Un polémico gol anulado a Lionel Messi y un penal mal cobrado a favor de Uruguay son las nuevas polémicas que la tecnología ha provocado en el fútbol sudamericano.

A pesar de la floja actuación que tuvo la Selección Argentina frente a Paraguay el resultado podría haber sido a favor de los dirigidos por Scaloni si no fuera por la intervención que el VAR tuvo en el gol marcado por Lionel Messi. Un pisotón indiscutido de Nicolás González al paraguayo Ángel Romero, muy por detrás de la mitad de cancha y 27 segundos antes que la pelota tocara la red, fue una acción que para la tecnología arbitral meritaba anular una jugada que de no haber terminado en gol posiblemente jamás se hubiera cobrado.

Y el técnico argentino no podía explicarlo mejor: “No es que robamos la pelota y por esa jugada directa hacemos el gol. La pelota va al lado derecho, luego al izquierdo y luego de nuevo al derecho, hasta que hay varios pases y llega el gol. Creo que el fútbol así no le gusta a nadie, sinceramente”, pero la pregunta que todos se hacen es si el VAR llegó para despejar dudas o para ensuciar un deporte que atrapa tantos corazones.

Sin embargo, el reglamento de la Conmebol avala la decisión del árbitro: «El Atacking Possession Phase (fase de ataque con posesión del balón) es el periodo de juego durante un ataque antes de un incidente que puede ser revisado». Y continúa: «Definir el punto en el que comienza el APP es subjetivo y requiere que se decida cuándo el equipo atacante avanzó claramente con el balón hacia el área penal o a la meta adversaria». Entonces, ¿cuándo termina el APP? «Cuando el equipo defensor gana la ‘posesión controlada’ del balón; es decir, cuando un defensor del equipo ‘despeja la pelota’ sin estar bajo ninguna presión o lo controla claramente o se lo pasa a un compañero». Nada de eso sucedió y, por lo tanto, fue correcta la determinación de réferi Claus. Lo que sí es válido opinar es que estas reglas de juego no están siendo interpretadas en todos los partidos por igual y por esa razón surge el enojo y desconfianza de jugadores, cuerpos técnicos y espectadores.

Otra situación sucedió esta tarde en el partido entre Colombia y Uruguay, cuando transcurriendo la segunda mitad el volante Rodrigo Betancur cayó en área cafetera y aún con la revisión del VAR se tomó la decisión de decretar penal a favor de «la Celeste» y como consecuencia el 2 a 0 parcial. Si hubo falta o no es cuestión de que cada uno saque sus propias conclusiones, pero si algo es cierto es que existe la urgencia de unificar la visión e interpretación que el arbitraje en Sudamérica tiene actualmente de las reglas de juego. El resultado final del encuentro, goleada 3 a 0 para el equipo encabezado por Luis Suárez y Cavani.

Comments

comments