En el Día del Comerciante no hay mucho que festejar


La pandemia perjudicó el trabajo de muchas actividades locales. Algunos debieron cerrar, otros reconvertirse y varios aún se encuentran resistiendo.

Como ya es sabido, este no será un Día del Comerciante más. La llegada del Covid-19 a la Argentina y el aislamiento social decretado para combatir su propagación causaron un gran perjuicio para muchos comercios de todo el país y, de más está decirlo, Neuquén no fue la excepción.

Varios se han visto en la necesidad de reconvertirse, otros continúan resistiendo sirviéndose de diferentes herramientas tecnológicas como la venta on line (que en muchos casos dista de colmar las expectativas) pero también hay muchos que, lamentablemente, debieron cerrar. Comercios con muchos años de trabajo no tuvieron otra alternativa que bajar sus persianas y sus dueños hoy se encuentran analizando de qué manera seguir.

Por esta razón, vaya desde esta nota un pequeño pero sentido homenaje a todos los comerciantes del país, por su inquebrantable esfuerzo y constante dedicación. Más pronto que tarde, la situación cambiará y esperemos que sea para mejor.

Un poco de historia:

La instauración de esta fecha está relacionada con dos hechos importantes: la fundación de la Bolsa de Comercio de Buenos Aires en 1854 y, en esa misma fecha pero en 1866, el nacimiento de la Sociedad Rural Argentina.

El 10 de julio de 1854 se fundó la Bolsa de Comercio de Buenos Aires, mientras que en la misma fecha, pero en el año 1866 también nació la Sociedad Rural Argentina. Ambos hechos, están relacionados con la celebración del Día del Comercio y del Comerciante en Argentina.
La fecha se eligió por los comerciantes pioneros argentinos con el objetivo de reunirse y compartir sus experiencias. Con el paso del tiempo, el 10 de julio se utilizó para homenajear al oficio de comerciante en el país.
Cabe aclarar que esta celebración no tiene nada que ver con la celebración del Día del empleado de Comercio, que se celebra en septiembre.
Es importante recordar que la Bolsa de Comercio de Buenos Aires, fue una entidad que ha tenido una influencia decisiva en el desenvolvimiento mercantil del país.

Instrumento de progreso

El comercio ha sido en todos los tiempos y en todas las partes del mundo un instrumento de civilización y de progreso. La prosperidad y el progreso de los pueblos corren paralelo al impulso de su desarrollo comercial. Desde los albores de la emancipación de nuestro país, el comercio argentino ha sido, es y será motor de energía vital, estímulo del espíritu creador y ocupación preferida de hombres emprendedores y progresistas que, con sacrificios, han creado empresas comerciales e industriales que hoy reinan en el país y que, a la vez, son fuentes de trabajo, de riqueza y de bienestar colectivo.

Esfuerzo

Para exaltar el esfuerzo del hombre de la empresa, del hombre de negocios, que tanto ha influido en el progreso del país, se ha instituido esta fiesta del Día del Comercio Argentino, el 10 de julio.
En derecho mercantil, los comerciantes son aquellas personas que realizan actividades mercantiles de manera habitual. Es importante tener en cuenta que no toda persona que realice un acto comercial ocasional, como por ejemplo la compra en un comercio, es considerado comerciante.

Comments

comments