Encuentran a una mujer argentina que era buscada hace 25 años en España


Tiene 68 años y se daba a conocer como Eva, pese a que no es su nombre real. Presentaba un cuadro de deshidratación aguda y estaba desorientada.

Una mujer argentina de 68 años fue encontrada en una vivienda de La Fresneda (Asturias) a partir de una búsqueda de paradero que se había iniciado hace 25 años en León.

La mujer, conocida en la zona como Eva, vivió durante muchos años en Asturias. Ante el aviso, la policía de Siero y una ambulancia medicalizada del servicio de salud del principado de Asturias llegaron a la casa donde residía la mujer.

Al llegar al lugar, las fuerzas de seguridad tuvieron que forzar una de las ventanas, ya que la casa estaba cerrada con llave desde adentro, lo que indicaba que la moradora se encontraba en la vivienda y al parecer padecía algún trastorno o enfermedad física grave que le impedía abrir la puerta.

Una vez dentro del domicilio, observaron que la mujer estaba consciente, sentada en el suelo y sin poder moverse. También presentaba un cuadro de deshidratación aguda y estaba desorientada en tiempo y espacio, razón por la que fue asistida de forma inmediata y trasladada al Huca con pronóstico reservado.

Durante la actuación los agentes intentaron obtener información sobre la identidad de la mujer pero al estar desorientada y no aportar datos concretos sobre su identidad, la policía local de Siero inició las gestiones oportunas para determinar si tenía familiares próximos, que se hicieran cargo de la situación.

Tras las pesquisas y una vez comprobada la contrariedad de los datos sobre la identidad, los efectivos lograron averiguar la auténtica identidad de la mujer, Blanca M.O.A., de 68 años, quien no figuraba como empadronada en Siero.

A través de fuentes abiertas se comprobó que dicha persona permanecía denunciada como desaparecida desde el año 1995, cuando abandonó de forma repentina la localidad de León por razones que se desconocen.

A su vez, se sospechó que pudiera tratarse de la misma mujer cuyo cadáver apareció en la costa cántabra en el año 2001, aunque a través de los análisis de ADN se descartó que el cadáver correspondiera con la desaparecida.

Las averiguaciones policiales fueron puestas en conocimiento de la Policía Nacional, quien coordinó las diferentes actuaciones que se desarrollan con la desaparecida hasta poner en conocimiento a los familiares de la mujer, que se presentaron este martes en dependencias policiales de Siero para agradecer las diferentes gestiones de los cuerpos policiales por el hallazgo y la asistencia humanitaria hacia la desaparecida y su familia.

Comments

comments