Engañada, una argentina estuvo dos años secuestrada en Siria


Se trata de una profesora de historia, que viajó a Turquía después de entablar una relación con un hombre que conoció en las redes. La liberaron este fin de semana.

Una argentina llegó con una promesa de amor a Siria, pero terminó viviendo una pesadilla de casi dos años. Nancy Roxana Papa, una profesora de historia de 54 años, recuperó su libertad este sábado después de que se escapó de un grupo que la mantuvo cautiva en la provincia de Idlib, último bastión rebelde en el noroeste del país.

Todo comenzó en 2013, cuando la mujer comenzó a comunicarse a través de Internet con un sirio que le ofreció matrimonio. Para reunirse con él, la mujer viajó tres años después a Turquía antes de entrar en territorio sirio, en plena guerra en este país, y allí fue donde fue víctima de un secuestro durante cerca de un año.

“La mujer volvió el sábado a Turquía, una vez obtenidos los documentos necesarios para su entrada en territorio turco” dijo a la agencia AFP Basam Sahiuni, un responsable local de Idlib.

Papa había sido entregada el pasado 30 de octubre por el “Gobierno de Salvación” –una administración local implementada por la organización yihadista Hayat Tahrir al Sham (HTS), que controla Idlib– a la Fundación de Ayuda Humanitaria turca (IHH), en el puesto fronterizo de Bab al Hawa, entre Siria y Turquía.

En el curso del último mes, la profesora argentina permaneció en territorio sirio a la espera de que se resolvieran los trámites administrativos y legales para su repatriación.

A su llegada en 2016, Nancy se reunió en un hotel de Turquía con el supuesto hombre que le prometió matrimonio, y que le dijo que debían ir a Siria a conocer a la familia. La mujer había ingresado “ilegalmente” en Siria, donde fue “secuestrada” por un grupo que tomó contacto con su hija para exigir un rescate, según Sahiuni.

En una conferencia de prensa, Papa agradeció a las autoridades de su país, a Turquía y al poder local de Idlib por su liberación. “Me han salvado la vida”, aseguró la mujer, muy emocionada. “Muchas gracias, quiero volver con mi familia” agregó, mientras dejaba que Sahiuni relatara su secuestro.

Comments

comments