Entregan autorización a no vidente para que su perro lazarillo lo acompañe a todas partes


Potenciando a Neuquén como ciudad inclusiva, entregaron hoy una credencial y la chapa de identificación de un perro guía para que pueda ingresar sin restricciones a todos los lugares donde vaya su dueño ciego.

Con esta credencial las personas con ceguera o deficiencia visual grave pueden transitar e ingresar libremente con sus animales a cines, hoteles y restoranes incluso los que no aceptan mascotas, subir a colectivos y taxis y andar por paseos públicos que están restringidos a mascotas.

“Estamos dando cumplimiento a una ordenanza que claramente posibilita entregar una herramienta más en este ejercicio de inclusión que debemos hacer todos los días”, planteó Bermúdez, quien destacó la importancia de hacer valer este derecho. “La chapa identificatoria que le dimos a Kimón, el perro guía, es la número cuatro, porque antes hubieron otros perros”, contó.

“Hoy es un día de festejo para las personas con discapacidad, en este caso la ceguera”, celebró Marcelino Muñoz, dueño de Kimón, quien anticipó que “lo primero que quiero hacer es pasear libremente por el Paseo de la Costa”, dando cuenta de la significación que tiene para él este paso porque obtiene más independencia y autonomía.

“Este es un gesto de que la ciudad de Neuquén es inclusiva”, señaló recordando que a Bermúdez lo encontró casualmente durante la prueba de una silla anfibia en el balneario Sandra Canale. “Le planteé mi anhelo, me aseguró que era posible y aquí estoy hoy, todo en tiempo récord”, reconoció.

El secretario municipal recordó el encuentro “cuando con la Asociación Derribando Barreras estábamos haciendo el proceso de prueba de las sillas anfibias: las personas con discapacidad nos están haciendo ver y notar que tenemos que corregir algunas situaciones y también nos hacen saber y notar que cualquiera puede ser una persona con discapacidad, por una enfermedad, por un accidente, o por la misma edad que nos va limitando en muchos movimientos”.

Convocó como sociedad a “dejar de lado esa omnipotencia de que a nosotros no nos pasará nada porque nos van a pasar cosas como a toda persona, con algunas limitaciones, como subir a un transporte público, entrar al agua para divertirnos, ingresar a un comercio a hacer las compras, y entonces, como estas cosas nos van a pasar, tenemos que mentalizarnos de hacer cumplir estos derechos”.

Comments

comments