EPAS quiere colocar medidores de agua en el área centro de la capital


Así lo anunció Mauro Millán, presidente del Ente Provincial de Agua y Saneamiento (EPAS).

El presidente EPAS explicó que se vienen realizando gestiones para conseguir financiamiento del Ente Nacional de Obras Hídricas de Saneamiento, para avanzar en obras en la capital neuquina.

Según detalló Millán, quien estuvo acompañado por el concejal Alejandro Nicola, la provincia tiene “un ambicioso plan de obras de agua y saneamiento por 1.200 millones de pesos y varios trabajos están prontos a ser aceptados para la firma de los convenios de ejecución”.

Entre las obras que se analizarán hay tres de gran envergadura a ejecutarse en Neuquén capital que están incluidas en los anexos del contrato de concesión del organismo provincial. Se trata de la independización de mallas en el oeste de la ciudad, la reparación y ampliación de la Colectora Lanín, y la colocación de medidores en el área centro. El objetivo es que las licitaciones se puedan realizar en marzo o abril de este año.

La independización de mallas permitirá que el área afectada durante la reparación de una cañería sea mucho menor a la que hoy queda sin el suministro de agua potable. “De esta manera serán sólo de seis a ocho manzanas las que se verán afectadas porque estarán alimentadas de forma independiente”, explicó el titular del EPAS.

La obra ya cuenta con el visto bueno del Enohsa y tiene un presupuesto aproximado de 345 millones de pesos. Además permitirá que los distintos sectores de la ciudad tengan una presurización más uniforme. Millán comentó que también hay un proyecto avanzado para hacer el mismo trabajo en el este de la ciudad.

Otra de las obras de importancia es la reparación y ampliación de la colectora cloacal Lanín, que corre por la calle del mismo nombre desde Saavedra hasta avenida Olascoaga, en un recorrido de 3.000 metros. Se trata de una colectora de hormigón de larga data que presenta fallas periódicamente porque está al final de su vida útil.

Millán señaló que “vamos a aprovechar no sólo para reemplazarla por una cañería de PRFV (poliéster reforzado con fibra de vidrio) sino también para ampliar su capacidad de transporte y que se vean beneficiados los nuevos desarrollos inmobiliarios de la zona”. La obra se encuentra dentro del Plan Director del EPAS y requerirá una inversión cercana a los 100 millones de pesos.

También se avanzará en el proyecto de colocación de medidores de agua en el área centro de la capital. “En una primera etapa buscamos colocar unos 25.000 medidores, es decir para casi un tercio de los 78.000 usuarios que tiene la ciudad”, explicó. Se trata de medidores verticales que van ubicados en la pared del domicilio.

Lo que se busca con éste nuevo sistema de control es, primero, abaratar costos, evitando el derroche y la generación de más agua de la que se necesita. Segundo, equilibrio, es decir que cada usuario pague lo que consume y por último, al bajar el consumo de agua también se aliviará el trabajo que deben hacer las plantas de tratamiento de efluentes cloacales y también se bajarán los costos de potabilización del agua.

Comments

comments