¿Es posible solicitar préstamos teniendo un veraz negativo?


Un inconveniente a la hora de ponernos al día con nuestras cuentas, es el efecto «bola de nieve». Otro problema son los antecedentes negativos y las dificultades para modificar esta situación. Además, una vez pagadas las deudas, puede pasar tiempo hasta que se actualice la información.

Es un hecho que figurar en sistema con veraz negativo limita nuestras posibilidades, ya que nos cierra muchas puertas. Hasta no cambiar nuestra situación, se nos dificulta hacer compras importantes, solicitar una tarjeta de crédito o acceder a préstamos, entre otros inconvenientes.

Es común preguntarnos cuáles son, entonces, nuestras opciones. Es por eso que, en esta nota, te contamos qué podemos hacer en esta compleja circunstancia.

¡Buenas noticias! Podemos solicitar un préstamo

Es sabido que, para las entidades bancarias, figurar en la base de datos con veraz negativo es un impedimento para otorgar un crédito. En el momento de hacer la solicitud, debemos presentar al ejecutivo a cargo una serie de antecedentes que son sometidos a evaluación estricta.

Sin embargo, en la actualidad, existen otras opciones de préstamos para personas con veraz negativo. Se trata de mecanismos más accesibles. Es una ventaja incluso para aquellos que abonaron su deuda, pero sufren demoras en la actualización, que puede llevar hasta 2 años.

Lo positivo es que muchas entidades financieras ofrecen adelantos en el acto cumpliendo requisitos mínimos. Algunos de los requerimientos implican ser mayores de edad y tener una cuenta bancaria a nuestro nombre. No solicitan recibo de sueldo ni garantías.

¿Cómo solicitarlos?

Dependiendo de la entidad prestamista, varían los procedimientos. Sin embargo, hay requerimientos habituales, como cumplir con los requisitos que mencionamos.

Si estamos en condiciones, lo que sigue es completar un formulario, lo que se puede hacer de manera online. Con el avance de las herramientas virtuales, es posible realizar este trámite desde cualquier lugar, teniendo conexión a internet.

Entre la información solicitada, debe figurar nuestro nombre y apellido, DNI, teléfono, correo electrónico y algunos datos de nuestra cuenta bancaria. Una vez que realizamos la solicitud, debemos esperar una respuesta. El pedido será evaluado de forma rápida.

Si nuestra solicitud de préstamo fue aprobada, en un máximo de dos horas recibiremos el dinero. Con la misma facilidad, puede establecerse que los pagos se descuentan mediante débito automático. Solo debemos asegurarnos de contar con ese dinero en nuestra cuenta.

Algunos consejos

Si estamos pensando en recurrir al beneficio de solicitar un préstamo, existen algunos datos de mucha utilidad. En primer lugar, podemos aprovechar la enorme disponibilidad de información en internet para revisar nuestras opciones y elegir la más conveniente.

Una vez que tomemos una decisión, es importante asegurarnos de que estamos tratando con un sitio seguro. Para eso, podemos revisar que en la página web estén a la vista los datos de contacto y, para más tranquilidad, la dirección de las oficinas.

Finalmente, cabe recordar que existen algunos beneficios que solemos pasar por alto. Si revisamos con cuidado, notaremos que muchas financieras ofrecen beneficios extra. Podemos aprovechar descuentos en la compra de productos adheridos, entre otras ventajas.

Comments

comments