Escándalo en COTO: gritos y amenazas de un gerente para evitar que cierren una tienda con 10 casos de Covi19


Inspectores de Lanus buscaban cerrar una sucursal en la que se denunciaron 10 casos positivos y Eduardo Bufalo, Gerente de la cadena los amenazó.

«Acá terminamos mal, Tito. Hoy voy en cana. No van a cerrar la sucursal, Tito. No las vas a cerrar como que me llamo Bufalo», se escucha en el video que se viralizó por redes sociales y que tiene como protagonista a Eduardo Bufalo, Gerente Operativo de COTO amenazando inspectores del partido de Lanús.

Los empleados municipales habían llegado a la sucursal de Lanus Oeste por la denuncia de 10 casos positivos de Covid-19. Buscaban aplicar el protocolo: cerrar, poner en cuarentena a los contactos estrechos, desinfectar en profundidad y, una vez cumplimentado el procedimiento, volver a abrir.

En definitivo, Búfalo consiguió que se mantenga abierta la tienda. Se cerraron solamente los sectores del local donde se detectaron los contagios: Carnicería y Centralizados. No hay protocolo que valga, ni aún con una decena de contagiados y cientos de circulantes.

Búfalo, el que le gritaba en la cara a los inspectores y sin barbijo, no es un personaje menor. Se trata de una de las manos derechas de Alfredo Coto, con quien hablaba por teléfono mientras discutía con los inspectores y en quien el propio supermercadista había deslindado responsabilidades ante la justicia por el arsenal que le encontraron en La Paternal.

Además, desde la agrupación Trabajadores Autoconvocados de COTO, lo señalan como íntimo de Ramón Muerza, el principal referente gremial de la cadena.

El arsenal por el que Coto responsabiilzó a Bufalo incluía más de 200 granadas, proyectiles de gases lacrimógenos, 27 armas de fuego, gas pimienta y un silenciador de armas y un lanzagranadas con la numeración limada, entre otros elementos.

Comments

comments