Escándalo en Guatemala: fiscal anticorrupción escapa del país para evitar la muerte


La salida del fiscal Sandoval ha desatado una ola de protestas y el rechazo de la comunidad internacional, que apunta a la gestión de la fiscal, Consuelo Porras, como la artífice de la destitución.

La noticia del cese del jefe de la Fiscalía Especial Contra la Impunidad en Guatemala (FECI), Juan Francisco Sandoval, ha hecho saltar todas las alarmas sobre el compromiso de las autoridades del país centroamericano en el combate a la corrupción y el respeto a las instituciones. La salida de Sandoval ha desatado una ola de protestas y el rechazo de la comunidad internacional, que apunta a la gestión de la fiscal, Consuelo Porras, como la artífice de la destitución.

“Hoy por hoy”, comenta el procurador de los Derechos Humanos, Jordán Rodas, “la Fiscal General no es una funcionaria independiente. Está sujeta a presiones de políticos y del sector más ultraconservador del sector económico, afectados por las investigaciones que ha hecho la FECI”.

Rodas recuerda que el cese de Sandoval es solo “la guinda del pastel”, toda vez que en las últimas semanas ha habido cambios de funcionarios a conveniencia de los sectores poderosos que han establecido una suerte de justicia a la carta. “Esto ya no es justicia, por lo que pedí tanto a la fiscal como al mismo mandatario [Alejandro Giammattei] que presentaran su renuncia irrevocable al cargo”, añade Rodas.

El ombudsman califica esta medida como “un escándalo internacional” el hecho de que un fiscal de primera categoría, reconocido internacionalmente, lejos de fortalecerlo, sea víctima de boicot, extremo que aleja la posibilidad de la inversión extranjera de la que está urgido el país. “La luz al final de este túnel radica en el ejercicio de la ciudadanía, donde organizaciones de base como los 48 Cantones de Totonicapán hagan valer sus derechos ciudadanos para terminar con esta ‘institucionalidad de cartón’ que en nada favorece a la población”, cierra Rodas.

En círculos diplomáticos y políticos el cese se atribuye directamente a que las investigaciones de la Fiscalía dirigida por Sandoval expusieron a los sectores intocables, conocidos como ‘El pacto de corruptos’, en cuyos pasillos se habría decidido salir de las dos piedras en el zapato que, tras cooptar a los poderes Legislativo y Judicial y a instituciones teóricamente destinadas a garantizar la independencia de poderes, como el Constitucional, les eran particularmente incómodas. Solo les quedaban Sandoval. Rodas es el siguiente en la lista.

Comments

comments