Escándalo: Los 34 obispos chilenos acusados de abuso sexual presentaron la renuncia al Papa Francisco


El Papa Francisco transita junto al Vaticano uno de los momentos más bochornosos de la historia, debido a las denuncias que se realizaron en el año 2010 por víctimas de abuso sexual. Del delito que en realidad tuvo lugar en los años 80, fueron acusados 34 obispos chilenos.

Fernando Karadima fue uno de los condenados por abusar de menores en esos tiempos. El castigo que la iglesia le dio fue el de ir a un convento a rezar por arrepentimiento, cuando todos esperaban que se lo apartara de su cargo en el catolicismo. El sacerdote fue considerado culpable por la Justicia pero le retiró los cargos criminales porque había pasado muchísimo tiempo.

El grave error que incomodó y molestó a Chile, fue que el Papa Francisco nombró en el año 2015 como obispo a Juan Barros, quien había encubierto y sido cómplice de todos los abusos. Ante las críticas, el líder católico respondió que no habían pruebas contra Barros, lo que hizo enfurecer aún más a las víctimas. “Cuando haya alguna evidencia volveré a hablar del tema”, sostuvo en aquella oportunidad Francisco.

Todo cambió cuando la presión de los chilenos aumentó sobre el Vaticano, y se tomó la decisión de reunir a los obispos de Chile para conversar de lo acontecido. Después de tres días de reunión, los 34 obispos presentaron su renuncia al cargo eclesiástico.

Comments

comments