Escándalo: prohibieron que los curas toquen los genitales a los niños


El Arzobispado de Santiago, Chile, publicó un documento para evitar abusos sexuales en el marco de la entidad eclesiástica. Señala como inapropiado “dar palmadas en los glúteos, tocar el área de los genitales o el pecho”. El archivo fue eliminado de la página web pero antes se viralizó.

El Arzobispado de Santiago de Chile publicó en su página web un documento para evitar abusos en el marco de la iglesia y le ordenó a los curas que está prohibido tocarle los genitales a los menores de edad, así como también “dar palmadas en los glúteos”.

A las pocas horas de la publicación, la entidad eclesiástica chilena decidió remover el archivo que llevaba el título de “Orientaciones que fomentan el buen trato y la sana convivencia pastoral”, tras el rechazo masivo de la sociedad y los medios de comunicación.

En el escrito de unas nueve páginas y siete capítulos se aborda la problemática mediante una serie de consejos como evitar “abrazos demasiado apretados”, “dar palmadas en los glúteos, tocar el área de los genitales o el pecho”, “dar masajes”, “besar en la boca” o “recostarse o dormir junto a niños, niñas o adolescentes”.

Se pretende que el texto elaborado por el Consejo para la Prevención de Abusos del Arzobispado de Santiago entre en vigencia el 28 de abril de 2019, en coincidencia con la Fiesta de la Divina Misericordia.

Durante el día domingo, en el portal web del organismo, el Obispo Auxiliar de Santiago, monseñor Cristián Roncagliolo, solicitó disculpas a los fieles y aseguró: “Hemos cometido un error y lo vamos a reparar”.

“Ahí hay errores, quizás parte de nuestro error es que nosotros quisimos traer cosas de otras culturas. Estamos reparándolo, a breve plazo vamos a poder ponerlo en conocimiento de la opinión pública”, expresó el funcionario.

En la misma sintonía se manifestó el Arzobispado al puntualizar: “Se trata de un instrumento de trabajo hecho según estándares internacionales, que tiene plazo de seis meses para perfeccionarse con toda la comunidad eclesial”.

“Se corregirán ciertos contenidos que fueron traducidos en forma literal y que no son adecuados, o que se prestan para interpretaciones incorrectas. Presentamos las disculpas del caso y publicaremos una nueva versión en el más breve plazo”, agregó.

Comments

comments