Escuela Especial proyecta «ecoladrillos» para la construcción de viviendas en Senillosa


Con el objetivo de convertirse en una opción para la reutilización de residuos plásticos, el proyecto busca brindar una mejora habitacinal a las familias del barrio CH de la vecina ciudad.

Los estudiantes jóvenes de la escuela Especial N°21 de Senillosa serán los encargados de llevar adelante el proyecto que consiste en la elaboración de «ecoladrillos» utilizando botellas plásticas. El beneficio será doble al colaborar en cuidar el medio ambiente, reduciendo materiales que tardan muchos años en degradarse, y mejorar la calidad de vida de quienes lo necesitan, con éste tipo de materiales de construcción.

La localidad de Senillosa presenta un alto crecimiento poblacional por varios factores. En primer lugar, su cercanía a la ciudad capital de Neuquén, lo que genera que muchas familias decidan migrar hacia una ciudad más tranquila, con bajos índices de delincuencia y con espacio físico posible para radicarse, es decir terrenos
habitables. En segundo lugar, la promesa de trabajo a nivel nacional por “Vaca Muerta” ha generado que decidan radicarse en Neuquén capital y ciudades cercanas siendo Senillosa una opción a considerar. Por último, la construcción de la cárcel de máxima seguridad en nuestra localidad generó que varías familias se asentarán en la localidad para estar cerca de sus seres queridos, privados de la libertad.

En consecuencia, la población aumenta y la infraestructura no acompaña a la explosión demográfica. En este contexto nace el barrio CH de Senillosa, cuyas familias son de bajos recursos y no poseen trabajo estable ni bien remunerado que les permita construir viviendas en condiciones dignas. Las casas que habitan son, en su gran mayoría de
cantonera y nylón. Ante tamaña realidad, la solidaridad y la acción responsable de diferentes actores sociales de la localidad ha puesto sobre la mesa la imperante necesidad de ayudar a la mejorar las condiciones habitacionales de las familias que así lo necesitan.

Ante esta relidad, los estudiantes de la escuela Especial N° 21 se transforman en actores centrales y serán los encargados de elaborar ecoladrillos destinados a la mejora habitacional.

El Ecoladrillo, se realiza con botellas plásticas de menos de 3 litros, rellenadas con cualquier tipo de residuos plásticos y papel aluminio. Una vez terminado, puede servir como aislante acústico, térmico y antisísmico.

Serán los estudiantes quienes realizarán la clasificación y elaboración de los ecoladrillos siguiendo videos e imágenes que los guiarán en los pasos a seguir.

La participación de los estudiantes en dicha tarea ayuda también en diferentes aspectos vinculados a la autodeterminación:

-Que el entorno social reconozca a la persona con discapacidad la posibilidad de tener control sobre su propia vida.

-Que el estilo de vida de las personas presente oportunidades de participar en una variedad de situaciones, actividades, roles y relaciones.

-Que la propia persona tenga poder psicológico y confianza en sus propias posibilidades de hacer que las cosas sean diferentes.

– Que la persona aprenda las competencias necesarias y, en su caso, reciba los apoyos que precise.

– Que los jóvenes y adolescentes desarrollen y fortalezcan habilidades laborales que le permitan acceder en un futuro a un puesto laboral en el cual puedan obtener una remuneración económica.

Cabe destacar los objetivos que contempla el proyecto, tales como contribuir a la conservación de la naturaleza con la reutilización de desechos materiales, colaborar en la resolución de una problemática social como es
la falta de vivienda digna, concientizar la clasificación de residuos en el hogar y formarlos de un oficio que paulatinamente les permita ingresos económicos.

Comments

comments