España: Casi un millón de personas escapó de la crisis en sólo 18 meses


 

Una familia espera a tomar su avión en el aeropuerto.

Entre enero de 2011 y octubre de 2012 han emigrado de España 927.890 personas, de las cuales 117.523 eran españoles, según las estimaciones dadas a conocer hoy por el Instituto Nacional de Estadística (INE). Esta salida masiva al extranjero, unida a la bajada de la inmigración, ha hecho que la población española haya perdido 36.146 personas en este periodo, desde los 46.152.925 habitantes registrados a principios de 2011 hasta los 46.116.779 del pasado 1 de octubre. La pérdida de población se ha acelerado este año, pues entre enero y octubre ha bajado en 79.499 personas.

La emigración también se ha acelerado este año. En los nueve primeros meses se han ido de España 420.150 personas, de las cuales 365.238 eran extranjeras y 54.912 españolas, 37.539 personas más que en el mismo periodo de 2011, sobre todo por la emigración de los españoles. Los nacionales que han salido de España han aumentado un 21,6%, pasando de los 45.161 que se fueron entre enero y octubre de 2011 a los 54.912 este año.

El saldo migratorio de 2012  —la diferencia entre las personas que entran y las que se van— fue de menos 137.628 personas —de ellas 25.539 españoles y 112.089 extranjeros— y por primera vez ha sido negativo respecto a los españoles en todas las comunidades autónomas. Este saldo ha pasado de ser positivo —es decir entraban más personas de las que salían— en 2009, que fue de 47.362, y en 2010, con 62.156, hasta llegar a 2011, cuando se registró un saldo de -50.090 personas.

En cuanto a la inmigración, también se ha ralentizado con la crisis económica. En lo que va de año figuran 282.521 llegadas a España (un 18,3% menos que en el mismo periodo del año anterior), 29.373 de las cuales fueron de españoles (un 7,3% menos). Mientras, la inmigración de extranjeros se ha frenado respecto a los primeros nueve meses de 2009 un 19,4%, de los 314.191 inmigrantes llegados hasta octubre en 2011 a 253.149 en lo que va de 2012.

Esta tendencia, en la que aumenta la emigración y desciende la inmigración, se ha ido apuntando a medida que avanzaba la crisis económica y se consolidó en 2011, el primer año en una década que registró más movimiento de emigración que de inmigración en España, con una diferencia de 57.182 personas.

En total, el año pasado salieron de España 507.740 ciudadanos, frente a las 403.013 emigraciones registradas en 2010, y las 433.612 de un año antes. En estos tres mismos años entraron en el país 457.650, 465.169 y 480.974 personas, respectivamente.

Comments

comments