Estados Unidos ofreció información confidencial sobre cuentas en el exterior relacionadas con sobornos K


La Justicia norteamericana está dispuesta a aportar datos de los movimientos bancarios de Daniel Muñoz, exsecretario de Néstor.

Tras el descubrimiento del entramado de coimas y corrupción alrededor de los funcionarios K, el foco se posicionó en la forma de recuperar ese dinero y devolverlo al Estado. En esta línea es que desde Estados Unidos se ofrecieron a ayudar a la Justicia argentina a recuperar el dinero. Apuntan a los bienes y cuentas bancarias de Daniel Muñoz, exsecretario de Néstor Kirchner, en Estados Unidos, valuados en U$S65 millones.

Con el fin de continuar con el seguimiento de las firmas de Muñoz en Miami y congelar las propiedades, el gobierno de Estados Unidos le pidió a Argentina pruebas del origen ilícito del dinero del exsecretario. Desde el país norteamericano ya se pusieron en marcha en cuanto a investigaciones sobre los bienes pero la traba de la Justicia argentina al no avanzar sobre el enriquecimiento ilícito de Muñoz imposibilita sus actividades.

El contacto con Estados Unidos comenzó cuando después de que, gracias a los Panamá Papers, se conocieran las firmas inmobiliarias, petroleras y de servicio financiero adquiridas en el país norteamericano. A partir de ahí el fiscal federal de Mar del Plata, Juan Manuel Pettigianti, solicitó a la Unidad de Información Financiera (UFI) que siguiera el resto de esas propiedades para estar preparados para recuperar eso bienes cuando la Justicia dictara una condena. Estados Unidos colaboró pero se necesitaba la reacción de Argentina.

La batalla judicial contra Muñoz está marcada por las idas y vueltas. En el 2015 tanto él como su mujer, Carolina Pocheti, fueron sobreseídos ya que desde la Justicia aseguraron que no se pudo demostrar la entrega de bolsos con dinero tal y como había denunciado la excolaboradora de Néstor, Miriam Quiroga. En 2016 Muñoz falleció pero las causas judiciales en su contra siguieron apareciendo.

Después de una investigación del Miami Herald en el 2017, en donde se puso de relieve que en cinco meses el emporio inmobiliario que era de Muñoz había vendido propiedades millonarias en Florida, la UFI apeló el sobreseimiento del ya difunto Muñoz y además del enriquecimiento ilícito, pidió que se investigara el posible lavado de dinero por parte del exsecretario. La causa no prosperó, Carolina Pocheti, la viuda de Muñoz, pidió que se cerrara la causa y el tribunal de Casación la apoyó.

De esta firma la recuperación del dinero de la corrupción se vuelve más difícil y con tantos actores en juego se convierte en algo casi imposible de recuperar si no se actúa rápido.

Comments

comments