Exmodelo acusa a Donald Trump de agresión sexual


Amy Dorris lo acusó de agredirla afuera del baño de su box vip durante el US Open de Tenis en Nueva York en 1997.

En una entrevista exclusiva con el medio británico The Guardian, la exmodelo Amy Dorris acusó al actual Presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, de agredirla sexualmente durante el US Open de tenis de hace más de dos décadas.

Según indicó, el ahora mandatario supuestamente abusó de ella esperándola afuera del baño de su box vip en el torneo en Nueva York el 5 de septiembre de 1997.

Dorris, de 24 años en aquella época, acusa que Trump la besó forzosamente y que abusó de ella “tocándola por todo su cuerpo”, sosteniéndola a la fuerza para impedir que escapara.

“Estaba en su agarre y no podía salir de él”, indicó, agregando. «No sé cómo se le llama a eso cuando alguien mete la lengua en la garganta de otro, pero la empujé con los dientes, la empujé. Y creo que pude haberle lastimado la lengua».

Según indica The Guardian, por medio de sus abogados, Trump ha negado haber acosado, abusado o haber tenido un comportamiento inapropiado con Dorris.

De acuerdo al medio británico, Dorris les entregó evidencia para apoyar su testimonio, tales como su ticket al US Open y seis fotos que la muestran a ella con el multimillonario varios días en Nueva York.

En aquella época, Trump tenía 51 años y estaba casado con su segunda esposa, Marla Maples.

De acuerdo al testimonio de Dorris, junto a su novio de aquel entonces, Jason Binn – fundador de varias revistas de moda – pasaron varios días con Trump en septiembre de 1997 luego de que viajaran a Nueva York por el fin de semana.

Dorris sostiene que la agresión sexual ocurrió cuando fue al baño, el cual estaba ubicado tras un tabique a metros de donde los invitados de Trump estaban viendo el partido en su palco vip.

“Estaba teniendo problemas con mis lentes de contacto», indicó Dorris al The Guardian, por lo que fue a humedecerlos al baño.

Cuando salió del cuarto, indica, Trump la estaba esperándola afuera. “Primero pensé que quería ir al baño, pero ese no fue el caso, desafortunadamente”.

Según sostiene, le dijo a Trump “no, por favor detente”, pero a él “no le importó”.

“No importa quien eres, en cualquier momento alguien puede decir que no. No es no. Y eso no funcionó para mi, no fue suficiente”, declaró.

Dorris ahora tiene 48 años y es madre de gemelas. Según indicó, pensó hacer público su caso en el 2016, cuando otras mujeres también hicieron acusaciones similares contra el entonces candidato republicano, sin embargo decidió no hacerlo porque pensó que podría lastimar a su familia en el proceso.

“Ahora mis hijas van a cumplir 13 años y quiero que sepan que no dejas que nadie te haga algo que tu no quieres» sostuvo al medio británico. “Prefiero ser un modelo a seguir. Quiero que vean que no me quedé callada, que le hice frente a alguien que hizo algo inaceptable”.

Comments

comments