Fernández anunció un cierre estricto por 9 días y el fin de semana del 5 y 6 de junio


“Estamos viviendo el peor momento desde que comenzó la pandemia”, dijo y comunicó que se habilitarán compras en negocios esenciales de cercanía hasta las 18.

En un estado de alerta máxima por la crisis sanitaria, Alberto Fernández anunció un confinamiento de nueve días en las zonas de alto riesgo, que comenzará mañana y culminará en la mañana del lunes 31 de mayo, al que agregó un cierre total de actividades el fin de semana del 5 y 6 de junio. Con un mensaje grabado en la Casa Rosada y emitido por cadena nacional, dijo que “la confusión debe terminarse” y exhortó a los gobernadores y a Horacio Rodríguez Larreta a que fijen estrictos controles.

“Estamos viviendo el peor momento desde que comenzó la pandemia”, sentenció Fernández. “Más allá de lo que cada uno piense, debemos asumir la gravedad de este momento y debemos unirnos para superar esta catástrofe”, agregó.

También le dedicó una crítica a la Ciudad, sin mencionarla. “Hubo decisiones que no compartimos, algunas judicialmente avaladas, que debilitaron las medidas que propusimos. Es posible que algunos mensajes hayan generado confusión llevando a muchos a minimizar el problema. Esa confusión debe terminarse”, dijo en alusión al fallo de la Corte por las clases presenciales.

“En algunos lugares no se cumplieron todas las medidas que impusimos. En otros lugares se impusieron de forma tardía. Y fundamentalmente en muchos lugares hubo controles débiles o no existieron. Es necesario que la autoridad de cada jurisdicción aplique estrictamente las normas que estamos fijando”, le reclamó a los gobernadores.

Fernández consideró que “la circulación por cualquier motivo y las reuniones sociales son momentos de alto contagio”.

El “plan A” que hasta ayer manejaba el Gobierno era prorrogar el DNU actual, que fija una serie de medidas de mínima, para que luego los mandatarios provinciales avanzaran con restricciones adicionales en sus provincias. El Presidente quería que fueran los mandatarios provinciales los que vayan a fondo con medidas y el control en sus territorios.

Sin embargo, hoy Fernández les pidió a los mandatarios “hacer cumplir el DNU ” y analizar “qué más pueden hacer” para detener la circulación del virus. “No podemos dejar crecer más los casos, sino no hay sistema de salud que aguante”, transmitió el jefe de estado en el Zoom. Tuvo buena recepción.

Con el consenso político de las provincias, Fernández comenzó entonces a evaluar que las nuevas medidas quedaran por escrito en el DNU nacional y que las restricciones pasen por su propia lapicera.

El Presidente trabajó durante la tarde con su jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, y con la secretaria Legal y Técnica, Vilma Ibarra, para tomar las resoluciones finales, que se comunicarán oficialmente hoy a la noche.

Comments

comments