Final inesperado de la cumbre entre Trump y Kim Jong-un en Vietnam: No hubo acuerdo


El estadounidense dijo que no se llegó a un acuerdo porque él no estaba dispuesto a levantar todas las sanciones a Corea del Norte, como pidió el norcoreano.

La cumbre entre el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y el mandatario de Corea del Norte, Kim Jong Un, terminó sin acuerdo este jueves en Hanoi, anunció la Casa Blanca después de que ambos líderes acortaran la reunión. Según declaró la portavoz de la Casa Blanca, Sarah Sanders, los mandatarios mantuvieron “unas reuniones muy buenas y constructivas” y “hablaron sobre varias maneras de avanzar en conceptos relativos a la desnuclearización y la economía”, pero que “no se llegó a ningún acuerdo en este momento, pero sus equipos respectivos esperan reunirse en el futuro”.

Los dos líderes abandonaron el hotel de Hanói donde se celebró la cumbre tras suspenderse la ceremonia pública de firma prevista y Trump adelantó dos horas su rueda de prensa, suscitando dudas sobre los avances logrados en la cumbre. El presidente Trump justificó la decisión de terminar anticipadamente la cumbre con Kim porque se llegó a la conclusión de que “no había nada bueno que firmar” y el líder norcoreano insistía en el levantamiento de todas las sanciones, algo en lo que Estados Unidos no podía ceder.

En conferencia de prensa, Trump insistió en que su cumbre de estos dos últimos días con Kim, con quien dijo tener “una muy buena relación”, fue “productiva”, pero “a veces hay que marcharse y esta ha sido una de ellas”. El estadounidense explicó que Kim, aunque está comprometido a desnuclearizar la península quería hacer concesiones por debajo de lo Estados Unidos considera adecuado. “Seguiremos trabajando y ya veremos qué ocurre”, dijo Trump.

En este sentido, el mandatario señaló que durante su reunión del miércoles Kim le prometió que no llevará a cabo más ensayos nucleares y de misiles. “Confío en él”, ha asegurado, subrayando que aunque la “visión” del líder norcoreano no es la de Estados Unidos “está más cerca que hace un año”. Pese a todo, se mostró convencido de que “terminaremos siendo muy buenos amigos” y volvió a reiterar el “potencial tremendo” que tiene Corea del Norte: “Queremos que el país prospere pero no podíamos ceder” en lo que exigía ahora.

Trump había dicho al iniciar esta segunda jornada de conversaciones que no tenía prisa por alcanzar un acuerdo sobre el programa nuclear de Corea del Norte.

Comments

comments