Final Sudamericana: River logró un empate en tierra colombiana


Orlando Berrío puso en ventaja a Atlético Nacional, pero el «Millonario» mejoró en el complemento y llegó al 1-1 a través de Leonardo Pisculichi. La segunda final de la Sudamericana será el miércoles en Núñez.

Importante empate de River en Colombia.

Importante empate de River en Colombia.

Fue un tiempo para cada uno y la primera final de la edición 2014 de la Copa Sudamericana entre River Plate y Atlético Nacional de Medellín terminó 1-1. Los colombianos fueron grandes dominadores en el primer tiempo, mientras que River impuso su juego en el complemento y así se firmó la igualdad.

El conjunto local tuvo una primera parte impecable. El equipo de Medellín mostró un gran juego colectivo ante un River que no hacía pie en el campo de juego y que caía en constantes imprecisiones. Atlético Nacional sacaba amplio provecho de los pases a sus volantes por afuera, quienes encontraban terreno para correr a las espaldas de los laterales de River.

Al equipo de Marcelo Gallardo le costaba hacerse de la pelota y cometía muchas faltas en su campo, otorgando tiros libres de peligro al local. Ni Sánchez ni Rojas lograban conectarse y dejaban muy solo en la marca Ponzio, que terminaba cortando con a los rivales con infracción.

Atlético Nacional comenzaba a acumular chances frente al arco defendido por Marcelo Barovero, pero no lograba concretar. Bocanegra, con un cabezazo desviado, y Copete, en dos oportunidades, no estuvieron finos a la hora de intentar abrir el marcador. La visita, en tanto, fallaba incluso en los aislados contraataques que lograba encontrar.

La única jugada de peligro para River en la primera etapa llegó a los 31 minutos. Tras una buena jugada de Mora, Vangioni sacó un remate cruzado que Teo Gutiérrez no pudo llegar a empujar.

La ventaja para el conjunto colombiano iba a llegar a los 33 minutos de la primera parte. Como durante todo el primer tramo del encuentro, Orlando Berrio recibió un pelotazo largo en soledad a las espaldas de Vangioni y realizó una gran corrida hasta el área para enfrentar a Barovero y sacar un disparo goleador que dispuso el 1-0.

El autor del gol estuvo cerca de marcar su segunda conquista tan solo cinco minutos después de la apertura del marcador. Nuevamente le ganó a Vangioni y avanzó a pura velocidad para sacar un disparo que, esta vez, Barovero logró mandar al córner. Copete también pudo anotar su nombre en el marcador a cuatro minutos para el descanso cuando apareció solo por la izquierda, pero no pudo controlar la pelota y esta le quedó a Barovero.

River comenzó el segundo tiempo con una actitud renovada y en menos de cinco minutos generó dos chances claras para el empate. Primero, Teo metió una precisa habilitación para Sánchez, quien se encontró con la buena cobertura del arquero Armani. Luego, Un gran remate de tiro Pisculichi hizo lucir nuevamente al guardameta argentino.

A diferencia de la primera parte, «El Millonario» se paró más adelante en el campo de juego y comenzó a tener con criterio la pelota. Teo aparecía más conectado, volcado por la banda izquierda, y lograba conectar con Pisculichi que también creció en rendimiento. Sin embargo, sufrió en un ataque de Atlético Nacional a los 15 minutos que terminó en un centro desde Berrio desde la derecha y un cabezazo de Pérez que se estrelló en el travesaño.

Los colombianos ya tenían la intensidad de la primera parte. Los de Gallardo habían logrado equilibrar el encuentro y, sobre los 20, Leonardo Pisculichi iba a poner justicia en el marcador. El autor del gol en el Superclásico ante Boca tuvo confianza en su gran pegada y sacó un disparo desde afuera del área que venció la cobertura del arquero Armani y se convirtió en el 1-1.

El encuentro ya era más parejo y ambos contaban con chances. Atlético Nacional avisó a los 24 tras una mala salida de Barovero en un córner y River respondió con un cabezazo apenas desviado de Funes Mori, tras un tiro libre muy bien ejecutado por Pisculichi.

Gallardo dispuso los ingresos de Solari, Cavenaghi y la vuelta de Kranevitter tras la lesión. Con las salidas de Mammana, Mora y Pisculichi armó un 4-4-2. Sobre el final, «El Torito» tuvo una muy buena chance para ganar el partido, pero eligió tirar al arco en lugar de habilitar a Teo, que entraba solo por el medio, y su intento salió desviado.

La segunda final, la que definirá al campeón, se disputará el próximo miércoles desde las 21.15 en el estadio Monumental.

Comments

comments