Fisura en el Kirchnerismo por el voto a los 16


 

Cuando parecía que el Kirchnerismo estaba encolumnado detrás del objetivo de lograr que cerca de 1 millón y medio de jóvenes formen parte del padrón electoral en el 2015, hubo uno que “pateo el tablero”, y generó, puertas adentro del oficialismo, una inesperada grieta.

Cuando la Comisión de Asuntos Constitucionales comience hoy en el Senado la iniciativa para permitir el sufragio a los menores de 16 o 17 años, tendrá un condimento aparte que puede profundizarse en medio de un clima político álgido.

También se podría pensar que todo forma parte de una distracción para terminar de plantear la discusión y dar por sentado que de una u otra forma, el voto a los 16 es un hecho consumado en el país.

Lo cierto es que yyer, el ex ministro de Agricultura y hombre fuerte del kirchnerismo en la Cámara baja, Julián Domínguez, salió a diferenciarse de su par en el Senado, Miguel Ángel Pichetto, y aseguró que la posibilidad del sufragio “sea optativo”.

“Mi posición es que no debe ser obligatorio el voto a los 16 años sino que debe ser potestativo”, dijo Dominguez.

En tanto, su par Miguel Pichetto, había asegurado que impulsaría que el voto a los 16 años sea obligatorio.

Su argumento fue que si la Constitución nacional establece la obligatoriedad del sufragio,una ley de menor jerarquía que disponga lo contrario quedaría expuesta a una eventual revisión judicial.

Comments

comments