Funcionarios municipales asistieron al Legislativo local


La reunión tuvo lugar en el salón Verde del Concejo Deliberante, ante ediles de todos los bloques políticos. Asistieron los secretarios de Coordinación, Marcelo Bermúdez, de Obras Públicas, Ricardo Amerio, y el subsecretario de Planificación Urbana Sergio Rivas, entre otros funcionarios.

El Ejecutivo explicó las facultades del municipio ante obras en construcción.

Los concejales neuquinos recibieron este martes a funcionarios municipales quienes entregaron documentación legal y técnica referida al área de Obras Públicas, en razón de la tragedia ocurrida el viernes 26 de octubre en la Cooperativa obrera, que dejó el saldo de siete muertos y una quincena de heridos.

Los funcionarios expusieron acerca de los puntos solicitados en la Comunicación sancionada el pasado Jueves y reiteraron que lo sucedido no es otra cosa que un claro ejemplo de «mala praxis».

Los requerimientos por parte de los ediles giraron en torno al poder de policía que ejerce el municipio sobre la construcción de obras particulares. Objetaron el poco rigor al momento de auditar y autorizar  los planos de la obra original emplazada en el lugar. Al respecto Riva dijo que de acuerdo a los procedimientos fijados por ordenanza «la comuna no autoriza planos sino que los registra».

En ese sentido, Bermúdez aseguró ese registro “lo que hace es poner en cabeza de los profesionales la responsabilidad de la buena o mala praxis”.

“Cómo sabe uno si una columna está bien o mal hecha. Tiene que picarla y estudiarla. Bueno, la Municipalidad no tiene esa facultad”, indicó.

El funcionario remarcó que “hasta el momento la Justicia ha dicho lo mismo que venimos sosteniendo desde el municipio en cuanto a la situación de la obra y a las responsabilidades de los profesionales que la llevaron adelante”.

Además explicó que la  actitud dolosa del propietario y ejecutores de la obra, se dio con una serie de irregularidades: “la obra no fue declarada,  utilizaron menor material que el necesario para edificar, ingresaron  materiales por el baldío impidiendo que los vecinos, empleados del comercio e inspectores detecten el lugar de la construcción y por último se presentan a una moratoria para obras terminadas, estando en plena ejecución”.

Por último Bermúdez dijo a los ediles que “la única manera de que esto no se repita es fijando otro tipo de normativa a la existente. Por ejemplo, estamos hablando un fallo de cálculo y sabemos que el municipio, por normativa, no tiene la facultad de analizar los cálculos, habrá que darle al Ejecutivo las herramientas para meterse en los cálculos al menos en determinadas superficies o destinos de inmuebles. La mayoría de la gente cree que la Municipalidad aprueba planos y en realidad, la Municipalidad no aprueba planos. Los registra. Cómo sabe uno si una columna está bien o mal hecha. Tiene que picarla y estudiarla. Bueno, la Municipalidad no tiene esa facultad”, explicó.

 

Comments

comments