G20: Hubo meditación masiva junto al primer ministro de la India


Más de 4.000 personas participaron del encuentro en La Rural.

Es que uno de los aficionados al yoga y a la meditación que forma parte del encuentro -pero que no entra a pie por Santa Fe, sino en auto y con custodia personal por otro acceso- es el primer ministro de India, Narendra Modi, que llegó este jueves a la mañana la Argentina para participar de la cumbre de líderes mundiales pero que antes de la foto protocolar que recorrerá el mundo, se toma algunos minutos para entonar tres veces el mantra “Ohm” con 4.000 desconocidos.

Afuera del pabellón es la ciudad en la que algunas líneas de subte hacen recorridos acotados, faltan pocas horas para que las terminales ferroviarias porteñas dejen de funcionar hasta el domingo, los recorridos de algunos colectivos se desvían y otros se suspenden, quienes viven en determinadas zonas de exclusión deben acreditar su domicilio con el documento y quienes trabajan en esas zonas deben, en algunos casos, ser escoltados por un gendarme.

Adentro, una instructora de la fundación “El arte de vivir” -la entidad que organizó el evento y que está liderada a nivel mundial por Sri Sri Ravi Shankar, quien encabezó una meditación masiva de 150.000 personas en los Bosques de Palermo en 2012- guía un ejercicio de yoga, justo después de decir que la disciplina sirve para “calmar la actividad de la mente”.

Poco después, el Primer Ministro asiático, fue recibido con aplausos y con argentinos que le gritan “olé olé olé oleee, Modi, Modi”.

El funcionario sonrío, escuchó un mantra típico de su país que hizo sonar en vivo una banda de 70 músicos y a Patricia Sosa, que cantó una canción, miró una danza de un varón y seis mujeres en honor suyo y de Ganesha, dios del panteón hinduista, y subió al escenario a hablar. “Su afición al yoga en esta tarde me ha revitalizado y me ha llenado de energía”, dijo el funcionario, “Sólo cuando el ser humano cuenta con una mente pacífica habrá paz en su familia, en su ciudad, en su país y en el mundo”. el público lo aplaudió, primero los que entendieron su idioma nativo, después los que escucharon al traductor.

Afuera es la ciudad de la que la ministra de Seguridad de la Nación, Patricia Bullrich, recomendó irse a todos aquellos que tuvieran cómo hasta que termine el G20. El evento duró casi cuatro horas.

Comments

comments