Giro en el caso Madeleine McCann: Investigan a un nuevo sospechoso


Luego de 13 años, encuentran a un nuevo sospechoso. El hombre, cuya identidad no fue divulgada, está actualmente recluido en un centro penitenciario de Alemania.

Los investigadores, señalan que el sospechoso vivió en el Algarve portugués y estaba “conectado con el área” de Praia da Luz, donde la menor desapareció el 3 de mayo de 2007, mientras dormía junto a sus hermanos gemelos en un apartamento turístico.

El equipo de Scotland Yard, que trata de hallar pistas de la niña desde 2011, ha colaborado con las autoridades alemanas para dar con la pista de este hombre e identificaron dos automóviles que pudo haber utilizado en torno al momento de los hechos.

Uno de esos vehículos es una furgoneta de camping Volkswagen T3 de principios de los años 80, de colores blanco y amarillo y con matrícula portuguesa, al que la policía cree que el individuo “tuvo acceso” al menos hasta después de mayo de 2007.

El segundo es un Jaguar modelo XJR 6 de 1993, con matricula alemana, que circuló por Praia da Luz y zonas cercanas entre 2006 y 2007, registrado originalmente a nombre del sospechoso. El 4 de mayo de 2007, no obstante, un día después de la desaparición de Madeleine, el carro fue puesto bajo otro nombre en el país bávaro.

Scotland Yard, además, considera que el hombre utilizó el número de télefono móvil “+351 912 730 680” y recibió una llamada del “+351 916 510 683”, desde las 7:32 p.m. hasta las 8:02 p.m. del 3 de mayo de 2007 en el área de Praia da Luz.

“La desaparición de Madeleine ha atraído una enorme atención internacional. Hacemos un llamamiento a la población para que nos ayuden a establecer lo ocurrido. Estamos comprometidos a hacer todo lo necesario para determinar que pasó y encontrar a la pequeña”, afirmó el comisario Stuart Cundy.

Este miércoles, adicionalmente, la Oficina Federal de la Policía Criminal de Alemania indicó que el sospechoso (de 43 años de edad) fue condenado en varias ocasiones por crímenes sexuales, incluidos abusos a menores.

El caso, que conmocionó a toda Europa, ha desembocado hasta ahora en más de 2.000 diligencias policiales, 500 búsquedas en la zona y 12.000 páginas de proceso que, sin embargo, no han conseguido por el momento arrojar luz sobre el paradero de Madeleine.

Comments

comments