Guardavida de Patagonia Splash denunció golpiza por reclamar sueldo mal liquidado


El jóven de 22 años aseguró que la discusión comenzó cuando reclamó que le habían pagado menos de lo acordado.

El guardavidas recibido el año pasado, comenzó a trabajar en el reconocido complejo y tras recibir su primer sueldo fue a reclamar que faltaba dinero en su liquidación. Como resultado, lejos de solucionarse el problema, el joven recibió una golpiza de parte de tres hombres familiares del dueño del lugar. Tras su denuncia, en contra parte, fue denunciado por golpear a la hija del propietario del centro recreativo.

Franco Biazzi tiene 22 años y comenzó a trabajar en el complejo Patagonia Splash, de Plottier, el 8 de enero como guardevida.

El pasado viernes le liquidaron su primer sueldo y fue cuando se dio cuenta que faltaba una suma de 3 mil pesos. Según denunció, inmediatamente después, se comunicó con el propietario del parque acuático y le trasnmitió la inquietud por lo que acordaron conversar el tema al día siguiente al terminar la jornada laboral.

En la reunión pactada, Biazzi denuncia que a pesar de tener pruebas de que su reclamo era correcto su empleador comenzó a levantar la voz por lo que él hizo lo mismo y eso derivó en su desvinculación laboral. Fue en ese momento cuando un familiar del dueño abrió la puerta y él accedió a salir de la oficina.

«La gente que se retiraba del complejo me escuchó levantar la voz, yo creía que era mi derecho pedir que me paguen lo que me debían», señaló Biazzi.

«La hija del dueño y otros familiares me decían que me calle y que me vaya. Claro les molestaba el disturbio y que la gente escuchara, por lo que bajé la voz y les dije que quería llegar a un acuerdo, pero no quisieron hablar conmigo», agregó el guardavidas.

«Me di cuenta que en un momento no me iban a dejar ir, estaba rodeado y en ese momento, uno de los nietos del dueño me pechea y me empezó a empujar, por lo que no había otra manera de salir que fuera por la fuerza. Por lo que golpeé en la cara de un puñetazo a esta persona, lo que se va a ver en las cámaras, yo lo asumo; pero ahí el encargado del predio me agarró del cuello, me tiran y me empiezan a golpear. Me pegaron estando en el piso y la gente pedía que me suelten», describió la víctima.

Biazzi asegura que quienes lo golpearon son el encargado del predio, uno de los nietos y uno de los hijos del propietario del complejo y que lo amenazaron de muerte tras quedarse con su celular.

La policía llegó minutos más tarde, tomaron los datos del dueño y acompañaron a Biazzi a la parada del colectivo.

Una vez en Neuquén, acudió a la guardia del hospital Castro Rendón para que lo atiendan por las lesiones sufridas y le dieron un certificado médico en el que se detallan las lesiones que presentaba al momento de la consulta.

Ya con el certificado médico y por recomendación de los efectivos de Comisaría Primera sobre la jurisdicción donde sucedió el hecho, el lunes junto a sus padres, se acercó a la Comisaría Séptima de Plottier a radicar la denuncia por la agresión y el robo del celular.

El caso está en manos de la Fiscalía que está en pleno proceso de investigación de los hechos.

Comments

comments