Guatemala: Elevan a 86 los muertos y suspenden la búsqueda por seguridad


La cifra de fallecidos tras el derrumbe en la noche del jueves en la colonia El Cambray II, en Santa Catarina Pinula, Guatemala, asciende a 86, mientras que los desaparecidos descienden a 300, según los últimos datos actualizados por la Coordinadora Nacional para la Reducción de Desastres (CONRED) y los Bomberos Voluntarios.

guatemala

Las labores de rescate concluyeron a las 19.30 horas de la tarde del sábado, momento en el que comenzó a llover, y se reanudaron este domingo a las 06.00 horas (hora de Guatemala). Uno de los seis últimos cuerpos encontrados en las últimas horas ha sido el de un menor de 7 años, mientras que también se ha hallado una extremidad de un cuerpo sin identificar.

De las 86 personas fallecidas, solo cinco están sin identificar y, según ha anunciado el portavoz de Bomberos Voluntarios, Julio Sánchez, durante este domingo se tratará de lograr identificarlas, ya que en caso contrario, serán enterradas «como xx».

Preguntado sobre si hay alguna posibilidad de encontrar a algún superviviente tras las horas pasadas desde que ocurrió el derrumbe causado por las fuertes lluvias, Sánchez ha asegurado que no se descarta esa posibilidad, porque «la esperanza es lo último que se pierde y realmente no queremos descartarlo». No obstante, ha admitido que los hechos demuestran que «solo se ha encontrado una persona con vida este viernes a las 11.00 horas, mientras que el resto han sido fallecidos».

Además, ha revelado que las casas que se han logrado desenterrar, gracias a la ayuda de las excavadoras, algunas de ellas del Ejército, se ha comprobado que están inundadas por la crecida del río, por lo que todos los cuerpos «estaban flotando en el agua en un estado de putrefacción».

Sánchez también ha anunciado que, a partir de este domingo, se reducirá el número de efectivos que trabajarán en las labores de recuperación de cuerpos, después de que este sábado hayan estado trabajando 1.293 personas a las que se han sumado 500 militares y cientos de voluntarios.

Comments

comments