Habilitan servicio de internación en salas de rehabilitación intensiva pos COVID-19


Funcionará a partir de hoy y permitirá la liberación de camas de terapia intensiva. Lo anunció el gobernador Omar Gutiérrez.

El ministerio de Salud provincial pondrá en marcha el nuevo servicio de internación en salas de rehabilitación intensiva pos COVID-19, según adelantó hoy el gobernador Omar Gutiérrez en conferencia de prensa.

Este servicio funcionará en tres instituciones, el hospital Bouquet Roldán, el Centro de Rehabilitación de la Clínica Pasteur y el Centro de Fisiatría y Rehabilitación Madre Teresa, todos ubicados en Neuquén capital.

El mandatario resaltó que el servicio “articula el sector público y el sector privado de Salud y en principio dispondrá de 20 camas” y precisó que de esta manera se generan circuitos de rehabilitación con diferentes niveles de complejidad para mejorar la eficiencia en la gestión de camas hospitalarias del sistema público de salud, “ya que a la par que las personas se rehabilitan, permite la liberación de camas de terapia intensiva” en los efectores.

“Las unidades de rehabilitación estarán conformadas por equipos de salud multidisciplinarios, tales como médico clínico, fisiatra, enfermeros, kinesiólogos, fonoaudiólogos, nutricionistas, psicólogos y trabajador social, con el objetivo de que el paciente logre recuperar las funciones motrices básicas y la autonomía en las actividades de la vida diaria, así como brindar apoyos necesarios ante las discapacidades transitorias o permanentes y estimular la participación de la familia en la re-inserción del paciente a su hogar”, explicó.

Gutiérrez agregó que “el equipo tendrá además un coordinador cuya función será ser el referente del equipo y articular la comunicación entre los distintos servicios y las actividades y capacitaciones de los profesionales”.

Asimismo, indicó que “el trabajo en red de los sectores público y privado del sistema de Salud es una de las medidas claves en las que venimos trabajando desde hace ocho meses para optimizar las respuestas a la situación sanitaria y unificar criterios estratégicos ante la pandemia”.

La iniciativa para tratar el Síndrome Post Terapia Intensiva (SPTI), fue gestada por el Servicio de Rehabilitación de la Provincia a cargo de Pablo Coronel.

“El síndrome describe al conjunto de secuelas físicas, psíquicas y neurocognitivas que frecuentemente afectan a los sobrevivientes de terapia intensiva (TI), y que comprometen negativamente, y a veces de forma muy severa, la calidad de vida relacionada con la salud”, detalló el gobernador.

El SPTI se desarrolla rápidamente en el contexto de enfermedades críticas y el agregado de internación con asistencia respiratoria prolongada, tal como ocurre con las personas que cursan formas graves de COVID-19. Cabe aclarar que el síndrome post terapia puede persistir por períodos muy prolongados luego del alta.

En algunos de ellos las personas internadas seguirán con soporte de respirador y en otros casos, se tratará de personas a quienes ya se ha retirado la asistencia mecánica.

“Para nosotros cada persona internada por COVID requiere y exige de dispositivos coordinados por el sistema de Salud tanto público como privado para acompañar al paciente y para agilizar su recuperación y rehabilitación”, finalizó el mandatario.

Comments

comments