Horas de terror: secuestrador tomó 40 rehenes en un micro y terminó abatido por francotiradores


Tras horas de tensión sobre el puente que une Río de Janeiro y Niteroi, el Batallón de Operaciones Policiales Especiales le disparó y liberó a los pasajeros.

Un hombre armado secuestró un colectivo de pasajeros y mantuvo a 40 rehenes en el puente que une Río de Janeiro y Niteroi y que cruza la Bahía de Guanabara, informó la policía. Los agentes estuvieron horas tratando de lograr la entrega del secuestrador, que antes de ser abatido liberó a cuatro mujeres y a dos hombres.

El ómnibus interurbano estaba rodeado por decenas de policías y comandos especiales mientras un negociador conversaba con el secuestrador, que subió al vehículo con gasolina amenazando con incendiarlo. Las autoridades señalaron que el hombre no había hecho ninguna petición concreta y que aparentemente padecía “problemas psicológicos”.

El puente Costa e Silva es la principal conexión de Río de Janeiro con la vecina Niteroi y es el más largo de Sudamérica, con 13.290 metros de extensión. La negociación estuvo a cargo del Batallón de Operaciones Especiales (BOPE) de la policía de Río de Janeiro.

El autobús estaba rodeado por al menos cincuenta agentes de la Policía Militar y la PRF. También desplazaron hacia el lugar ambulancias, vehículos del departamento de Bomberos, y barcos de la Armada y de Bomberos que apoyan la acción desde la Bahía de Guanabara.

Un caso similar que conmocionó al país y que después fue llevado al cine es el del “Omnibus 174”, que ocurrió en el año 2000 en el barrio Jardim Botánico de Río de Janeiro. En esa oportunidad, el desenlace fue desastroso ya que una rehén fue asesinada cuando la policía disparó contra el criminal, que igualmente falleció dentro de un patrullero tras ser detenido.

Finalmente, se dio por terminada la toma de rehenes sobre el puente Río-Niterói. Los francotiradores de la Policía de élite brasileña (BOPE) le dispararon al secuestrador y de esta forma, le pusieron el punto final al secuestro de al menos 15 persona en plena vía pública en un autobús. Las autoridades confirmaron que quedaban 31 rehenes cuando se produjo el desenlace.

Comments

comments