Incendios en el Amazonas: ¿por qué continúa el silencio?


En agosto los incendios en la selva amazónica generaron un alerta a nivel internacional. Los reclamos apuntaron contra Jair Bolsonaro, presidente de Brasil.

Los incendios se desencadenaron por métodos utilizados para la ganadería y la siembra de soja. En agosto las imágenes de la selva amazónica conmovieron al mundo, mientras animales y árboles se consumían en el fuego. El impacto ambiental es devastador y expertos aseguran que no será posible reparar los daños.

Jair Bolsonaro, presidente de Brasil, mantuvo su postura planteando que las noticias fueron una campaña de mentiras en contra de su gobierno. Sin embargo, organismos internacionales presionaron dando a conocer cifras y estadísticas en cuanto a incendios forestales en la zona amazónica; confirmaron que el número llegó a triplicarse.

“La Amazonía no está siendo devastada, ni está siendo consumida por el fuego”, declaró Bolsonaro insistente. Otro mandatario que decidió no tomar medidas al respecto fue Evo Morales, presidente de Bolivia, a quien se le pidió que declarase el estado de emergencia nacional por la quema de casi 2 millones de hectáreas en Santa Cruz de la Sierra.

Diferente fue la decisión del gobierno en Paraguay, encabezado por Mario Abdo Martínez, quien decretó la emergencia nacional el pasado 9 de septiembre con al menos 600 focos de incendios. De esta manera, las declaraciones del propio Bolsonaro quedan expuestas a fuertes críticas a nivel mundial.

Organizaciones que trabajan en protección del medio ambiente repudiaron las decisiones políticas tomadas. “Los incendios en la Amazonía continúan y hay compañías alrededor del mundo que siguen comprando carne que se produce en los campos arrasados por las llamas”, explicó la Greenpeace en su cuenta de Twitter.

Comments

comments