Indignante: Un chofer de colectivo se negó a llevar a una niña en silla de ruedas porque “molestaba”


El conductor hostigó a la madre hasta que ella decidió bajar del vehículo. La empresa lo suspendió tras conocerse el hecho.

Un chofer de colectivo se negó a llevar a una madre y a sus dos hijas porque, según su criterio, la silla de ruedas de una de ellas “ocupaba mucho espacio”. El hecho ocurrió en Mendoza y fue difundido por la mujer a través de las redes sociales.

Todo comenzó cuando Carolina Sarmiento, de 28 años, tomó un colectivo de la línea 464 en Luján de Cuyo para ir hasta el Hospital Lencinas, en Godoy Cruz, donde su hija Lena tenía una sesión de rehabilitación. La nena de cuatro años nació con espina bífida y padece la enfermedad conocida como Mielomeningocele con malformación de Arnold Chiari, producto de deformidades en el cerebro y en la médula espinal.

Al ver a la pequeña,el chofer argumentó que había “poco espacio” y no quiso subirla al colectivo. Según Carolina, el hombre, que se negó rotundamente a abrirle la puerta trasera para que pudiera subir la silla, le pidió que mejor se tomara un micro con rampa.

Ante la crueldad de la situación, los pasajeros insistieron para que la pequeña pudiera subir, por lo que el conductor se vio obligado a ceder y a permitir el ingreso de la nena a la unidad. Sin embargo, su mamá contó que el hombre no paró en ningún momento de hostigarla y de decir “que la silla molestaba a los pasajeros”.

Tras 10 minutos de discusión, la mujer se sintió tan agotada que le dijo al chofer que, si así lo deseaba, se bajaría del colectivo. Sin pensarlo dos veces, el hombre se detuvo en una esquina donde no había parada y les abrió la puerta para que se fueran.

El relato de la mujer en las redes sociales se viralizórápidamente y la impulsó a denunciar el hecho en el Instituto Nacional contra la Discriminación (INADI) y en la Defensoría del Discapacitado. Entre tanto, la empresa de colectivos donde trabaja el chofer se disculpó con las afectadas y aseguró que va a tomar medidas contra el trabajador.

“Jamás me sentí tan mal. Discriminaron a mi hija gratuitamente“, escribió Carolina en a través de Facebook. “Esto no se va a quedar así, señor chofer, hasta que no tenga la sanción que le corresponda yo no voy a parar”, remató.

Comments

comments