La AMIA dio marcha atrás con el pedido a la DAIA por Cristina Kirchner


La mutual había solicitado que se retire la querella contra la expresidenta por el Pacto con Irán.

La AMIA le pidió a la DAIA que deje sin efecto el pedido para que abandone la querella a la expresidenta Cristina Kirchner en la causa por supuesto encubrimiento a Irán por el memorando de entendimiento con ese país, en relación al atentado a la mutual judía en 1994.

La semana pasada el presidente de la AMIA Agustín Zbar -actualmente con licencia por tiempo indeterminado- envió a la DAIA una carta en donde le reclamó que desista de la causa debido que resultaba perjudicial para la comunidad y afectaba en particular a la entidad.

En respuesta la mutual judía manifestó a través de un comunicado que “lamenta profundamente” que esa carta hubiera generado malestar y comprende la indignación que provocó el uso de “expresiones desafortunadas”.

“Se ha tomado la decisión de remitir a la DAIA una nota en la que se solicita el retiro de la carta enviada, de manera de dejar sin efecto el requerimiento efectuado”, indicó la AMIA.

“La preocupación por mantener la causa AMIA alejada de intereses partidarios y por evitar que la misma sea utilizada con fines electorales, motivaron un pedido que lejos estuvo de querer frenar la investigación sobre las razones que llevaron a firmar el pacto con Irán”, indicó el organismo.

La mutual aclaró que en los últimos 25 años mantuvo su incesante reclamo de justicia por considerarse víctima directa del terrorismo y la impunidad, con permanentes esfuerzos por fortalecer la memoria y el reclamo de justicia “con total independiente del poder de turno”.

“Con esa misma honestidad, se reitera el pedido de disculpas a quienes se ha lastimado u ofendido con declaraciones y actitudes que fueron inapropiadas e incorrectas”, señala el comunicado.

La AMIA afirma que la carta enviada a la DAIA no pidió, ni siquiera insinuó, abandonar la investigación en curso por la firma del memorando, ni trató de desligar responsabilidades de la expresidenta en el presunto delito de acción pública. Explica también que sólo se solicitó que se continuase con la investigación de la causa sin el rol de querellante de la DAIA, para que sean los poderes del Estado, y no las instituciones comunitarias, quienes asuman el compromiso por continuar el proceso.

“Ni la bomba asesina que explotó el 18 de julio de 1994 contra la sede de la entidad pudo detener la incansable tarea social y comunitaria en favor de quienes más lo necesitan. El lema de la institución expresa que AMIA trabaja “todos los días reparando el mundo”, indica el comunicado. “Reconocer errores y pedir disculpas también son una forma de hacerlo”, agrega.

En la previa Zbar había dicho: “No me animo a decir que el memorándum era un pacto de impunidad con Irán. Les tengo que dar el beneficio de la duda. Había gente que creía que el memorándum de entendimiento con Irán era una manera de esclarecer la causa. No puedo asignarles ‘mala fe’ pero fue una decisión tremendamente desacertada y muy perjudicial para el país”. El domingo pidió licencia por tiempo indeterminado al frente de la AMIA, que le fue concedida, y pidió disculpas por lo que consideró fueron “hechos y expresiones equívocas de la última semana”.

Comments

comments