La compactadora regresa a Neuquén en agosto y ya hay casi 1.300 vehículos para destruir


Ya hay casi 1.300 vehículos listos para ser compactados en agosto en la ciudad de Neuquén. La mayor parte proviene de operativos de tránsito y de la remoción de autos abandonados en la calle, a los que se suman los judicializados con orden de destrucción total.

En total son 387 autos y 853 motos, todos vehículos que han sido secuestrados por la dirección de Tránsito o bien removidos de la vía pública por la subsecretaría de Medio Ambiente. Dentro de las 853 motos, 300 provienen de Cipolletti.

En julio del año pasado la compactadora estuvo por última vez en la capital neuquina, de donde se llevó unas 300 toneladas de chatarra para su reutilización como materia prima.

Se trata de un servicio que al municipio de Neuquén “no le cuesta nada y se encuadra dentro de la ordenanza Nº2.636 que prevé que pasados seis meses desde el momento del secuestro o del retiro del vehículo de la vía pública, si el expediente no registra movimientos puede pasar a compactación”. “Antes se cumplen pasos administrativos y legales hasta la publicación de los edictos correspondientes”, precisó el secretario de Movilidad Urbana, Fabián García.

Dijo que precisamente este fin de semana se publicarán los edictos para la compactación de 19 autos y 15 motos más. Planteó que además el Poder Judicial dispuso la destrucción de 16 autos que se encuentran en la playa municipal de Parque Industrial.

Por el volumen de vehículos a compactar, García estimó que la compactadora estará trabajando entre 10 a 15 días hábiles en Neuquén.

Por su parte, el secretario de Gobierno y Coordinación, Marcelo Bermúdez -de quien depende Medioambiente- aclaró que “muchos de los 250 vehículos abandonados hace tiempo perdieron la categoría de autos, casi todas son carcazas oxidadas”.

“Precisamente, el fin de semana pasado salieron publicados en el Boletín Oficial Municipal los edictos notificando los que en 2017 han sido removidos de la vía pública en estado de desuso, inmovilidad y/o abandono: solo 21 de ellos tienen dominio y al resto los identificamos por sus características, lugar y fecha de donde fueron retirados”, dijo el funcionario, aclarando que “con esto estamos dando lugar a sus responsables a que los puedan retirar, previo pago de gastos y multas que pudieran recaer sobre los rodados”, agregó.

De lo que se trata, destacó, es que “se sigue una gestión administrativa y legal estricta de acuerdo a lo que marca la ordenanza vigente, para que el presunto dueño esté fehacientemente informado para que el municipio pueda proceder a la compactación”.

Bermúdez recordó que son habituales los operativos de remoción de autos abandonados en la calle “pero también en basurales y terrenos. Hay que tener en cuenta que constituyen un foco infeccioso y en ocasiones de inseguridad”.

Comments

comments