La obra del metrobus ya transita su última etapa y esperan finalizarla en junio


El secretario de Obras Públicas, Guillermo Castejón, confirmó que la obra del metrobus ya se encuentra en su etapa final. Durante esta mañana, el funcionario, junto a representantes de Nación y de las empresas que ganaron las licitaciones para construir el primer metrobus de la Patagonia hicieron un recorrido por toda su extensión para comprobar el avance de la obra.

“En esta última etapa se van a terminar las cosas pendientes, como por ejemplo cartelería, semáforos faltantes, isletas que no estén terminadas, limpieza, cordones, energizar las luminarias en el tramo final, entre otros detalles”, dijo Castejón quien estimó que la totalidad de la obra estaría finalizada en el mes de junio.

Aclaró que la construcción del metrobus tiene un año de garantía, «por lo tanto todo ajuste que se tenga que hacer podrá completarse sin problemas». «El proyecto de metrobus no es una improvisación, fue elaborado por el gobierno nacional con técnicos del ministerio de Transporte, que tuvieron el acompañamiento y la colaboración del municipio y ahora en esta etapa final estamos repasando qué es lo que falta hacer y cuáles son los detalles que debemos completar», confirmó Castejón.

Hay que finalizar veredas, rampas y mejorar espacios para personas con discapacidad. Además, en lo que se refiere a la obra vial, resta terminar la semaforización y la limpieza del sector y por otro lado tenemos la obra seca que licitó y ejecutó Nación y en este caso falta completar los paradores, riego y señalización horizontal”, detalló el secretario.

En este marco, celebró la concreción del metrobus en la ciudad como una obra trascendental, “que va a permitir desplazar mas de 70 mil personas por día con una reducción en el tiempo viaje, mayor seguridad y comodidad para los pasajeros”.

Además destacó las mejoras urbanas que fueron parte de la obra ejecutada, «por ejemplo la iluminación led que conlleva una zona ampliamente iluminada con más seguridad para los vecinos y pasajeros que esperan el colectivo, las calles de tierra que cambiaron por asfalto y hormigón, las obras hidráulicas que terminaron con las zonas que se inundaban y las de saneamiento que completaron esos servicios en los frentistas del metrobus que aún no contaban con ellos y que todos los días debían soportar derrames de aguas servidas”, señaló Castejón.

«Todas estas obras también forman parte del metrobus porque no se trata solamente de mejorar el sistema de transporte público sino de mejorar todo el espacio público y la integración de la ciudad», dijo el funcionario.

Comments

comments