La OMS advierte que la variante india podría ser más contagiosa y resistente a las vacunas


El país asiático superó este miércoles los 200.000 muertos por COVID-19, en medio de un colapso sanitario.

Estudios de laboratorio mostraron que la variante india del Covid-19, que podría estar detrás de la gran explosión de casos que se registra en el sur de Asia, sería más contagiosa y resistente a algunas vacunas y tratamientos, advirtió la Organización Mundial de la Salud (OMS).

La variante incluye mutaciones “asociadas con un incremento de la transmisión” y con una menor capacidad de neutralizar el virus con algunos tratamientos con anticuerpos monoclonales, informó el organismo en su informe.

Asimismo, algunos análisis realizados en Estados Unidos muestran una posible reducción de los efectos neutralizadores de las vacunas contra esta variante, e incluso estudios preliminares con la vacuna Novavax-Covaxin muestran que ésta no es capaz de contrarrestarla.

La variante india, detectada primero en pacientes de ese país a finales de 2020, está siendo estudiada mediante más de 1.200 secuenciaciones de su genoma en 17 países, entre ellos la propia India, Reino Unido, EE. UU. y Singapur.

Pese a la preocupación por la incidencia de este virus en la India (que ya concentra casi un 40 % de los nuevos casos globales), la OMS la considera aún sólo una “variante de interés” y no “variante de preocupación”, el máximo nivel de alerta (por ahora sólo considerado para las de Reino Unido, Sudáfrica y Brasil).

Muestra de la crítica situación, los crematorios no descansan, sus chimeneas se agrietan y los marcos metálicos de los hornos se funden por el calor. La leña se agotó en algunos establecimientos y se pidió a las familias que trajeran su propio combustible. En las grandes urbes, como Nueva Delhi, hasta queman cuerpos en estacionamientos por falta de lugar en los crematorios.

“Comenzamos cuando sale el sol y las cremaciones continúan más allá de la medianoche”, dijo Sanjay, un sacerdote, a la agencia de noticias AFP. Expertos atribuyen la explosión de casos tanto a la variante india como a las masivas manifestaciones políticas y religiosas de las últimas semanas.

Comments

comments