La policía colombiana afirmó que las Farc entrenaron a mapuches en Chile


El director general de la Policía Nacional de Colombia, José Roberto León Riaño, dijo que esos contactos fueron gestionados por el entonces jefe de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia, “Raúl Reyes”, fallecido en 2008 en un bombardeo a un campamento de la guerrilla. El contacto habría sido entre ese año y 2009.

Raúl Reyes. (eltiempo.com)

Raúl Reyes. (eltiempo.com)

Miembros de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (Farc) dieron entrenamiento en Chile a grupos radicales mapuches hace entre tres y cuatro años, así al menos lo reveló hoy a EFE el director general de la Policía Nacional de Colombia, José Roberto León Riaño.

Esos contactos fueron gestionados por el entonces jefe de las Farc “Raúl Reyes”, fallecido en 2008 en un bombardeo a un campamento de la guerrilla en territorio ecuatoriano, según información extraída de los computadores incautados al grupo rebelde.

“Hemos encontrado evidencia a nivel de información hallada en estos computadores que evidencian que las Farc realizaron capacitación especialmente a los mapuches aquí en Chile”, aseguró León Riaño en una entrevista concedida a Efe en Santiago de Chile.

Vinculación con el caso José Aigo

La muerte del policía de Junín de los Andes, José Aigo,  en manos de dos sujetos que reaccionaron criminalmente ante un operativo de rutina, levantó las sospechas de que el caso podría estar vinculado con grupos guerrilleros.

Se apuntó así, a dos agrupaciones de guerrilleros chilenos que se adjudicaron, a través de un comunicado publicado en Internet, el crimen del policía ocurrido el 7 de marzo en el paraje Pilo Lil, por el que fue arrestado el hijo del intendente de San Martín de los Andes.

Las agrupaciones Frente Patriótico Manuel Rodríguez (FPMR), al que pertenece Galvarino Apablaza, su fundador, quien tiene asilo político en la Argentina, y el Movimiento de Izquierda Revolucionaria (MIR) asumieron “la responsabilidad política por la muerte del policía de origen mapuche”, según dice el mensaje.
El comunicado fue difundido por el Centro de Documentación de los Movimientos Armados (Cedema), que identificó a dos prófugos como autores del crimen y militantes de esas agrupaciones.
El MIR y el FPMR reconocen: “Asumimos la responsabilidad política en la muerte del policía de origen mapuche, en un contexto específico que lamentamos. Entendemos que nuestros militantes defendieron su vida y libertad. Si el señor Aigo optó por ser policía y ubicarse al lado del mismo Estado e institución que ha reprimido históricamente a su propio pueblo mapuche, su familia debe asumir en medio de su dolor que ese destino era posible”, decía el comunicado.

Comments

comments