La protesta por la PIAP se trasladó al monumento San Martín


Los empleados de la Planta industrial de Agua Pesada de Arroyito continúan la lucha por ponerla en marcha.

Luego de numerosas protestas en el cruce de las Rutas 22 y 237 decidieron trasladar el reclamo al monumento San Martín, lugar considerado estratégico para que la dirigencia política visibilice el conflicto.

La manifestación que comenzó a las 9 tuvo como consigna de que se ponga en marcha la PIAP, que está paralizada desde mayo de 2017.

Para tal fin, reclaman que se haga efectiva la construcción de la cuarta central nuclear con uso de agua pesada y la fabricación de 400 toneladas de stock para las que centrales que están en funcionamiento lo que garantizaría la continuidad laboral de los empleados.

Desde la empresa las noticias no son buenas, porque la misma estaría a punto de quebrar debido a una deuda millonaria que no podría solventarse solo con la venta que se hizo de agua pesada.

Comments

comments