La recaudación provincial cayó un 44% en el tercer trimestre del año


Un nuevo infome del Observatorio Económico ACIPAN indica las cifras que preocupan.

La cuarentena que superó los 250 días deja cifras que preocupan y que necesitan ser revertidas con medidas económicas urgentes. Si bien las restricciones de confinamiento han ido disminuyendo estas medidas aún continúan afectando a la economía del país y de la provincia, tanto por el lado de la producción de bienes y servicios como por el lado del consumo y la inversión.

En el contexto nacional, el Producto Bruto Interno del primer semestre del año registró una caída del 12,6% interanual y un retroceso del 16,2% entre el segundo y primer trimestres del 2020. Según el indicador EMAE (Estimador Mensual de Actividad Económica-INDEC) entre el tercer y segundo trimestres del año la actividad
económica estaría aumentando un 13,1% (desestacionalizado). Y según el mismo indicador durante los primeros 9 meses del 2020 se estaría registrando una caída del 11,9%, respecto al mismo período del 2019. Así, se confirma que el “piso” del nivel de actividad económica se ubicó en el mes de abril, recuperándose en los meses posteriores. Aún los niveles de actividad del tercer trimestre se encuentran 5,5% por debajo de las del primer trimestre del año, cuando la pandemia y la cuarentena no se habían iniciado.

El colapso de la actividad económica a nivel nacional en el mes de abril, recuperándose en los cinco meses posteriores. Sin embargo, el ritmo de recuperación de la economía es cada vez menor: mientras que en mayo y junio la variación promedio intermensual fue del 8,6%, en julio fue del 2,8% y en agosto y septiembre del 1,7% promedio
mensual.

Mientras tanto, la actividad económica de la provincia indica que: En los primeros 9 meses del año las ventas de los supermercados neuquinos, según el INDEC, acumula una caída del 1,5% en términos reales, respecto al mismo período del 2019. Sin embargo, la retracción no ha sido homogénea en todos los meses del año: en los primeros cinco meses del 2020 hubo un crecimiento interanual en la facturación, mientras que entre junio y septiembre
pasó a contraerse.

Como consecuencia de la pandemia y la cuarentena el rubro más afectado y que comenzó a recibir primero los efectos negativos de la menor demanda fue el de Indumentaria, con fuertes caídas desde marzo. El rubro Limpieza y
perfumería comenzó a mostrar cifras negativas desde abril, si bien con caídas muchísimo menos leves. Los productos electrónicos tuvieron un crecimiento muy significativo durante el segundo trimestre, pero ya en el tercero
empezaron a mostrar retrocesos. Y el rubro más relevante, el de Alimentos y Bebidas, se mantuvo con las ventas creciendo hasta mayo, para luego tener sucesivas retracciones.

En cuanto a la producción hidrocarburífera, en los primeros 9 meses del año la producción de petróleo en la provincia acumula un incremento del 11%, respecto al mismo período del año anterior. Hubo una retracción muy importante en los meses de abril y mayo, para después ir recuperando los niveles de producción. La producción de agosto y septiembre ya se encuentran en los mismos niveles que hace un año, aunque aún 10% debajo del récord conseguido en el mes de marzo de este año.

Por su parte, la producción de gas en los primeros 9 meses del año acumula una caída del 7%, respecto al mismo periodo del año anterior. En el tercer trimestre de 2020 la producción de gas se encuentra un 13% debajo del nivel del mismo período de 2019.

Las ventas de cemento en la provincia de Neuquén durante los dos primeros meses del año (pre-pandemia) ya estaban en un nivel 20% menor que las ventas en 2019. En abril se alcanzó el “piso”, cuando las ventas de cemento
cayeron un 62%. A partir de mayo se inició una fuerte en los despachos de cemento alcanzando en septiembre niveles 10% por encima del mismo mes del 2019. Sin embargo, los primeros 9 meses del año las ventas acumuladas de
cemento aún se encuentran un 26% debajo de las del mismo período de 2019.

El inicio de la cuarentena generó una caída de patentamientos en abril del 90% en la provincia, respecto al mismo mes de 2019. En los dos meses posteriores hubo una fuerte recuperación, pero ya en el tercer trimestre del año se
observa un “amesetamiento”. En los primeros 9 meses del año la caída acumulada de patentamientos se ubica en un 45%, respecto al mismo período de 2019.

Los niveles de empleo registrado en el país han tenido una retracción del 1,8% en el país, entre febrero y septiembre de 2020. Sin embargo, hay que identificar dos grupos en este proceso, a nivel nacional, desde el inicio de la pandemia y la cuarentena: mientras que el sector privado perdió el 2,9% de los empleos registrados, el sector público los incrementó un 1,13%.

Sin embargo, lo que sucedió en los primeros seis meses de pandemia y cuarentena en materia de empleo registrado ha sido muy heterogéneo. Mientras que el empleo registrado tuvo una caída del 2,8% entre el segundo y el primer trimestre, en el tercer trimestre se observó una mejora del 1% respecto al trimestre previo.

¿Qué sucedió en la provincia? En Neuquén, antes de marzo, en los últimos dos años se había generado un aumento del 15% en la cantidad de trabajadores en relación de dependencia formales, mientras que a nivel nacional se habían
perdido un 3% de empleos. Pero entre el inicio de la pandemia y fines de junio la economía neuquina perdió 12.400 puestos de trabajo asalariado privado en el sector formal. Luego, entre junio y julio, hubo una caída adicional del 2% en los empleos privados registrados. Pero en agosto y septiembre el nivel de empleo asalariado privado se ha mantenido sin cambios, ya sin ninguna retracción.

Entre septiembre de 2020 y el mismo mes de 2019 la cantidad de asalariados privados registrados neuquinos ha disminuido en 13.500 puestos de trabajo, una caída del 11,1%. Así, provincia de Neuquén es la que ha tenido la mayor retracción interanual entre todas las jurisdicciones del país, seguida de Salta (-7,7%) y Jujuy (-7,2%). La provincia patagónica con peor desempeño, después de Neuquén, ha sido Chubut, con una retracción del 3,1%.

Entre enero y agosto de 2019 la recaudación de tributos locales aumentó a un ritmo similar a la inflación y en los cuatro meses posteriores de aquel año levemente por debajo del incremento de precios. Pero en los primeros nueve
meses del 2020, con excepción de febrero, la recaudación se incrementó muy por debajo de la inflación.

En los primeros 9 meses del año la recaudación acumuló una caída del 31% en términos reales, respecto al mismo período de 2019; y en términos nominales solo se encuentra un 5% por encima de la del año pasado.

La recaudación del tercer trimestre de 2020 se encuentra un 37% por debajo (en términos reales) que el mismo período de 2019. Pero en el segundo trimestre del año la caída había sido peor, en términos reales, ya que en
comparación con el mismo período del 2019 se registró una retracción del 44%.

Comments

comments