Laurita Fernández dijo que no a una sugerente invitación de Agustín Sierra


El actor cosechó un buen puntaje con su performance, pero no fue lo más destacado de su paso por la pista fue el pícaro ida y vuelta que mantuvo con la conductora.

Agustín Sierra se presentó junto a su partenaire, Inbal Comedi, en la gala de anoche del Cantando 2020 para interpretar su versión del tema «Auto Rojo», de Vilma Palma e Vampiros. El actor cosechó un buen puntaje (16 puntos), pero no fue lo más destacado de su paso por la pista: lo que llamó la atención fue el pícaro ida y vuelta que mantuvo con Laurita Fernández.

Ángel de Brito le consultó al participante sobre los rumores que indican que le gustaba Laurita. El actor dijo que, en realidad, lo que sucedió fue que lo sacaron de contexto en una entrevista: «Pusieron ‘Agus Sierra, enamorado de Laurita Fernández’. Me pareció un montón. Lo que dije es que me parece una mujer hermosa y que ahora entendemos que está en una relación o está intentando reconstruirla, así que no es el momento. Pero uno nunca pierde las esperanzas. Siempre hay que ser positivo, en el banco de espera, para ser respetuoso».

La conductora no quiso ahondar en el tema. «¿Cómo sos como seductor, a la hora de encarar a una chica?», le preguntó. Él le respondió con una sonrisa: «No me preguntes mucho sobre eso, Laurita… Me gusta salir a charlar, a caminar, a pasear a mi perra, Marta. Escuché que (a Laurita) no le gusta la cerveza, así que podemos tomar mate el día de mañana…».

Ella miró a cámara, sorprendida por la invitación. Con la simpatía que la caracteriza le respondió sin vueltas: «Ya tengo quien me cebe mates… Me gusta el mate dulce con mucho edulcorante. Sí, un asco».

Sin mencionarlo, la conductora dejó en claro que está enfocada en hacer que su relación con Nicolás Cabré prospere. Ya son varias las imágenes que se filtraron de los dos caminando juntos cerca de la casa del actor, y aunque no lo confirmaron públicamente, es un hecho que están apostando a una segunda oportunidad en el amor.

«¿Sushi?», le insistió, con suma cordialidad, Sierra a Laurita. Pero, una vez más, falló. «El asado me tira…», le dijo ella.

Comments

comments