Limpian y suman servicio de recolección de residuos en el cañadón de Cuenca XV


Comenzó hoy la etapa complementaria de un importante operativo de limpieza que tiene como objetivo sanear en su totalidad el cañadón que divide el barrio Cuenca XV del sector Z1.

Una cuadrilla de operarios trabaja intensamente con palas y carretillas

Una cuadrilla de operarios trabaja intensamente con palas y carretillas

La primera etapa se había realizado hace dos meses aproximadamente y esta semana se dio comienzo al tramo final, ya que los vecinos de esa área de Cuenca XV, que tienen sus casas linderas al cañadón, comenzarán a recibir este viernes el servicio domiciliario de recolección de residuos seis veces por semana.

Cristian Haspert, subsecretario de Limpieza Urbana, anunció que “los vecinos podrán contar con este servicio próximamente, ya que a partir mañana empezamos a notificar a las personas que viven linderas al cañadón, informándoles que tienen que preparar un canasto para colocar la bolsa de basura en el frente de su casa para que Cliba pueda realizar el servicio de recolección puerta a puerta, porque es evidente que los que arrojan la gran mayoría de la basura son los mismos vecinos que habitan el lugar”.

“En la zona también tenemos visitantes que aprovechan la ocasión para tirar lo de siempre; termotanques, calefactores, heladeras, pero lo que predomina es el residuo domiciliario, el mismo que esta siendo levantado y depositado en contenedores y en cajuelas”.

Ubicados en paralelo a Casimiro Gómez, una cuadrilla de Cliba estará realizando la limpieza del cañadón hasta el viernes, según estimó el funcionario. “Hace un par de meses concretamos la limpieza de una parte y quedamos con el compromiso para con los vecinos y las comisiones vecinales en volver. Teníamos que traer mucho personal a trabajar por la cantidad de basura que hay, ya que el sector aún no cuenta con servicio de recolección de residuos”.

Para el operativo fueron afectados cuatro contenedores, una docena de operarios de Cliba dedicados a llenarlos manualmente, dos camiones portacontenedores encargados de transportar los dos contenedores llenos al Centro de Disposición Final y dejar dos vacíos y un camión compactador de basura.

Por último el titular del área celebró que “a partir del viernes estos vecinos no van a tener que arrojar más su basura domiciliaria al cañadón porque recibirán un servicio con una frecuencia de seis veces por semana, como en la mayoría de los barrios, que seguramente será diurno”.

Comments

comments