¿Los chequeos anuales generan más daños que beneficios?


Según diferentes estudios el examen periódico de salud debe ser a medida y no automático. Una nueva tendencia considera que no deben realizarse exámenes que causan más daños que beneficios, en las personas asintomáticas.

chequeos

El chequeo médico o examen periódico de salud (EPS) es la herramienta preferida para detectar problemas antes de que ocurran. O por lo menos, eso es lo que predica gran parte de la comunidad de la salud.

Sin embargo, existe un movimiento de profesionales que apunta a cambiar el paradigma de ‘mientras más chequeos mejor’, ya que sostienen que muchas veces se realizan estudios -que ya se ha demostrado científicamente- que tienen contraindicaciones en personas asintomáticas.
En Argentina, a ésta tendencia se la llama prevención cuaternaria al conjunto de actividades que intentan evitar, reducir y paliar el perjuicio provocado por la intervención médica. Se evita el daño obviando actividades innecesarias».
«Es una tendencia que está tratando de cambiar el paradigma aún vigente que la salud de una persona se beneficiará si se somete a la mayor cantidad de exámenes posibles», explicó  Ana María Mariño, médica especializada en clínica y nutrición.
«Los EPS deben adaptarse a un interrogatorio exhaustivo, con una evaluación de los antecedentes personales y familiares de cada paciente, teniendo en cuenta factores como la edad, alimentación, el tipo de actividad que desarrolla y otros», dijo Karin Kopitowski, jefa del servicio de medicina familiar y comunitaria del Hospital Italiano. Y agregó: Hay que pensar que los estudios no son perfectos. Que dé mal no quiere decir que estés enfermo y que dé bien no necesariamente dice que estás sano. Es lo que se llama falsos positivos y falsos negativos».
«Solo se deben pedir estudios en personas asintomáticas, cuando se haya demostrado que aplicados en grandes poblaciones disminuyen el riesgo de morir o de tener secuelas, como VIH, PAP -entre los 21 y 65 años cada tres años- o la toma de tensión arterial, entre otros».
En Argentina, sociedades de Medicina como SAMIG (Sociedad Argentina de Medicina Interna General) y FAMFyG (de Medicina Familiar y General), y varios grupos de trabajo con el nombre de «Prevención Cuaternaria» adhieren a este movimiento.

Comments

comments