Los presos políticos de Macri no son presos políticos para Fernández


El presidente Alberto Fernández ratificó hoy que «no hay presos políticos» en la Argentina.

En medio de la interna del oficialismo por los detenidos en las causas por corrupción el presidente Alberto Fernández marcó su postura. Se mostró muy molesto por la polémica que se desató en el Frente de Todos y les pidió «prudencia» a sus aliados del kirchnerismo porque esa «discusión semántica» puede afectar la imagen del país en el exterior.

«El preso político es el que, técnicamente, está a disposición del Poder Ejecutivo. No tengo a ningún preso sin causa», enfatizó Fernández. «Obviamente que me molesta que digan que tengo presos políticos porque no los tengo», resaltó.

La visión sobre las detenciones por corrupción originadas en el gobierno de Mauricio Macri ha provocado polémica desde que Alberto Fernández es el presidente, entre quienes lo apoyan.

Anteayer, el exministro Julio De Vido lanzó fuertes críticas contra Cafiero y el canciller Felipe Solá, quienes afirmaron que «no hay presos políticos», sino «detenciones arbitrarias».

La ministra de las Mujeres, Géneros y Diversidad, Elizabeth Gómez Alcorta, exabogada de Milagro Sala, también cruzó a Cafiero. En diálogo con la radio Futurock, Gómez Alcorta señaló: «en los últimos 5, 6 o 7 años, en toda Latinoamérica hubo y sigue habiendo presos políticos».

Ayer, el gobernador bonaerense Axel Kicillof dijo que cree que en la Argentina «hay presos políticos».

Mientras tanto el presidente dejó bien en claro su postura remarcando que está molesto con los procedimientos judiciales pero que no hay ningún preso que dependa del poder ejecutivo y que no tenga causas judiciales.

Comments

comments