Los Stones consideran el tour mundial: ¿vienen o qué?


«Todos intentaron activar la banda», dice Mick Jagger sobre lo mejor y más importante del más corto e intenso tour de los Rolling Stones de la historia: la celebración de sus 50 años con cinco shows en Londres, Brooklyn y New Jersey durante diciembre de 2012. «Keith se concentró en mantenerse entero», dice sobre Richards. «Y yo no dejé la voz en segundo lugar, quisimos entregar la música en buena manera», agrega.

Con una increíble producción, un setlist que recorrió todas sus épocas, los Stones reconfirmaron su derecho a ser considerados la banda de rock más grande de todos los tiempos. Y lo seguirán haciendo en 2013. «Hubieron un par de ofertas», dice Jagger, dos días después del último show en Newark. «Voy a ver qué hay sobre la mesa y discutirlo con todo el mundo», tira, refiriéndose a Richards, Ron Wood y Charlie Watts. «Lo vamos a anunciar cuando lo tengamos resuelto».

«Lo único que tienen que hacer es esperar al anuncio», confirma Richards riéndose. Los shows de aniversario fueron «como un sueño, a la misma velocidad. Pero recién pusimos los primeros ladrillos», insiste. «Sería tonto llegar a este punto y decir ‘Bueno, eso es todo, 50 años, chau, chau'».

El último show, del 15 de diciembre, contó con la presencia de la mayor cantidad de invitados de toda la mini-gira: John Mayer, los Black Keys, Bruce Springsteen, Lady Gaga y más. El primer indicio de los shows de 2013 apareció cuando el listado de conciertos de la aplicación de iPhone de la banda incluyó la presentación en Coachella en abril de este año. La información desapareció rápidamente de la agenda oficial y Jagger jura que no sabe cómo llegó ahí porque nadie le dijo nada sobre tocar en el festival. «Siempre dije que veríamos cómo salía todo esto y que pensaríamos si seguir, o no».

Richards acepta que hay serias preguntas para responder sobre las presentaciones del año número 51: cuánto hacer, cómo hacerlo. Pero al mismo tiempo dice: «Todo esto no fue suficiente». Por otro lado, los rumores de una posible llegada a la Argentina a fines de este año también crecieron en las redes sociales, cuando representantes de la productora Time For Fun divulgaron la posibilidad. Si giran, vienen, pero como dice Mick: aún hay que esperar.

Comments

comments