Los turistas argentinos que no declaren sus compras en el exterior serán intimados por la AFIP


 

La implementación de un recargo del 15% a las compras con tarjetas de crédito y débito en el exterior tendrá impacto en los controles aduaneros que se hacen a los viajeros. El titular dela AFIP, Ricardo Echegaray, dijo a Radio Mitre que se enviará una notificación a los pasajeros que declaren enla Aduanaque gastaron menos de US$ 300, pero cuyos resúmenes de tarjetas de crédito muestren que gastaron cifras superiores.

Cuando un turista llega de un viaje, tiene que completar un formulario y pagar impuestos si trae mercadería por arriba de los US$ 300. Si alguien indica que trajo mercaderías por menos de ese valor, pero su tarjeta de crédito muestra que gastó más (por ejemplo, US$ 500),la AFIPpodría intimarlo por la diferencia.

El organismo recaudador conocerá el monto exacto gastado afuera, ya que aplicará una retención anticipada –que todavía no está clara– del 15% a las compras con tarjetas. Si una persona gasta por US$ 500, pero declara enla Aduanaque trajo mercaderías por menos de US$ 300,la AFIPpodría intimar por la diferencia. Hoy,la Aduanaargentina permite ingresar mercaderías por hasta US$ 300. Todo lo que supere ese importe tiene que pagar un 50% de impuesto por entrar al país.

Por ejemplo: una computadora importada que vale US$ 500.La Aduanapermite US$ 300. El resto (US$ 200) entra del monto que tiene que pagar impuesto. En ese caso, el recargo sería de US$ 100.

Sin embargo, el contraste entre el pago con tarjetas y la declaración de Aduana podría resultar problemático. En el gasto con tarjeta pueden figurar comidas, alojamiento y otros servicios en los que se gasta en moneda extranjera pero que no se ingresan al país.

“Con situación fiscal transparente, cualquier argentino puede vacacionar y orientar su consumo hacia donde quiera”, indicó Echegaray. Pero entre la falta de aclaraciones sobre cómo funcionará el sistema y las amenazas de cotejar conceptos que no tienen nada que ver (como comidas y hoteles que se paguen con tarjetas y que no se ingresan enla Aduana), crecen los temores de los turistas.

Comments

comments