Macri propone recorte de gastos para el presupuesto 2020


Baja de los subsidios, las transferencias a provincias, principalmente para educación y desarrollo social y las obras públicas en vivienda y servicios esenciales son las bajas que sobresalen.

El ministro Hernán Lacunza presentó el detalle del Presupuesto 2020 que cuenta con 4.435 páginas, con el centro puesto en la búsqueda del superávit de las finanzas públicas antes del pago de los intereses de la deuda pública y “despejar las dudas sobre la sustentabilidad de la deuda, para poder retomar la senda de crecimiento moderado a partir del primer trimestre de 2020”.

El enunciado luce claramente razonable, pero el camino para lograrlo no parece que cuente con la rápida aprobación de la oposición, al punto que en forma anticipada los legisladores de ese sector dejaron trascender que el tratamiento de la denominada “Ley de Leyes” se postergará para después del 10 de diciembre, en la certeza que habrá un cambio de Gobierno. Y aunque, se pudiera dar el hipotético caso de que Cambiemos logre un segundo mandato, no cambiará mayormente la composición de las cámaras legislativas.

Es que frente a una proyección de inflación promedio del año del 44%, y del 34% entre extremos, el ministro Lacunza presentó un proyecto de Presupuesto 2020 con ingresos totales que suben 47,3% y gastos que aumentan 35,9%, una brecha clave para poder pasar de déficit a superávit de las cuentas públicas.

Si bien en términos generales los máximos dirigentes que aspiran a ocupar la presidencia de la Nación tienden a coincidir en el valor de la baja de la inflación, de la limitación de la expansión de la deuda pública y del control de la emisión monetaria, no muestran tantas coincidencias en los caminos para lograr esos objetivos múltiples, en particular en lo que respecta a la distribución del gasto público, y en especial en lo referente a las transferencias a las provincias.

Comments

comments