Macri: “Si me toca ser opositor ayudaré a que el país salga adelante”


El Presidente puso en duda el compromiso de Fernández con el equilibrio fiscal y lo desafió a aclarar si prohibirá exportaciones.

El presidente Mauricio Macri llegó al Salón Juan Pablo II de la Universidad Católica Argentina a dejar en claro sus diferencias con el candidato del Frente de Todos, Alberto Fernández, ausente por decisión propia en la jornada “El campo y la política”, organizada por Coninagro, de la que participaron otros tres postulantes a la presidencia.

Además de pedir un debate “de propuestas” con el kirchnerismo, a quien endilgó haber tenido “dos gobiernos de destrucción presupuestaria”, y de aplaudir de manera irónica que “hoy ponen como eje de campaña el equilibrio fiscal”, el Presidente apuntó además hacia los 13 gobernadores que anteayer presentaron ante la Corte Suprema una demanda de inconstitucionalidad contra el paquete de rebaja de impuestos y congelamiento de tarifas.

“(Las retenciones son) un impuesto muy malo, el impuesto más justo y solidario es el impuesto a las ganancias. No creo en los impuestos que se han puesto en las provincias: Ingresos Brutos es un mal impuesto, las tasas municipales son abusivas, tenemos un grave problema porque muchas tasas se cobran para reparar caminos rurales que no se reparan”, dijo Macri, entrevistado por el titular de Coninagro, Carlos Iannizzotto y el columnista de LA NACION Claudio Jacquelin.

El Presidente reconoció que hay dos escenarios posibles, incluso el de la derrota. “Estoy convencido de que, si a nosotros nos toca estar en la oposición, vamos a apoyar estas cosas porque creemos que lo más importante es ayudar a que el país salga adelante, pero también estaría bueno, dado que creemos que podemos seguir gobernando, que también ellos digan que están de acuerdo con la política de equilibrio fiscal”, afirmó el Presidente, que llegó a la charla junto al secretario general de la Presidencia, Fernando de Andreis; el ministro de Agroindustria, Luis Miguel Etchevehere, y su vocero, Iván Pavlosky.

Por último dijo estar convencido de recuperar en octubre el voto de los desencantados. “Tres años es poco tiempo, podemos mejorar”, dijo, a modo de pedido de una segunda oportunidad y antes de abandonar el salón rumbo a la Casa Rosada.

Comments

comments