Malba llegó a San Juan


La exposición itinerante impulsada desde Buenos Aires comenzó en Neuquén y seguirá recorriendo el país.

Museo de San Juan.

Museo de San Juan.

«Va a ser una fiesta», adelantó Virginia Agote antes de que se presentaran en San Juan, el viernes pasado, más de 50 obras de la colección de Malba-Fundación Costantini. Horas más tarde, la directora del Museo Provincial de Bellas Artes Franklin Rawson (MPBA) confirmaba orgullosa su predicción mientras cientos de personas celebraban con empanadas, cerveza y música en vivo en la impecable sede del museo, inaugurada en 2011 a pocas cuadras de la casa natal de Domingo Faustino Sarmiento.

El ex presidente, figura omnipresente en esta ciudad de casas bajas y árboles añosos, «fue uno de los primeros coleccionistas del país y estaba convencido de la importancia de los museos para el desarrollo de la Argentina», destacó Marcelo Pacheco, curador en jefe de Malba, al inaugurarRelatos latinoamericanos, la muestra que comenzó en enero en Neuquén su recorrido por varias provincias. En junio seguirá viaje a Salta, Mendoza, Córdoba y Rosario.

Casi 170 años después de que Sarmiento le encargara desde Europa a su hermana Procesa que reuniera obras para fundar un museo en San Juan, cuando aún no existía un proyecto similar en territorio nacional, elMPBAreúne una de las colecciones más importantes de arte argentino del país, con obras de Antonio Berni, fray Guillermo Butler, Lino Enea Spilimbergo y Emilio Petorutti, entre muchos otros.

Y aunque su sede original fue destruida por el terremoto de 1944, lo que obligó a mudar el patrimonio repetidas veces a lugares inhóspitos, hoy recibe en un moderno edificio de casi 5000 m2 decenas de piezas clave de la historia del arte latinoamericano. Mejor aún: pertenecen a una institución privada considerada un referente a nivel regional, que promueve alianzas con algunos de los principales museos del mundo.

La siesta y su sueño, de Antonio Berni.

La siesta y su sueño, de Antonio Berni.

Malba impulsa esta primera muestra itinerante por la Argentina un año después de haber presentado su colección en el Museo de Bellas Artes de Houston, donde montará en noviembre una exposición de Antonio Berni.Relatos latinoamericanos también incluye obras del rosarino premiado en Venecia, junto con otras de artistas como Pedro Figari, Joaquín Torres-García, Xul Solar, Hélio Oiticica, Alfredo Guttero, Emiliano Di Calvacanti, León Ferrari, Oscar Bony y Guillermo Kuitca. La selección, realizada por Pacheco, abarca desde las primeras vanguardias del siglo XX hasta comienzos del siglo XXI.

El maratónico circuito, que demandó una compleja organización de traslado y montaje, forma parte de Malba Federal, programa que incluyó en 2012 una exposición de arte argentino contemporáneo en el Museo de Arte de Tigre y la proyección de más de 30 películas en varias provincias. «Creemos que este proyecto nos une como país», explica en el catálogo Eduardo Costantini,rara avisentre los empresarios argentinos: no conforme con haber fundado Malba y haber duplicado su colección en una década, hoy trabaja en la ampliación del edificio de la Avenida Figueroa Alcorta -lo que demandará una inversión de ocho millones de dólares- para hacer crecer una institución pensada «muy a largo plazo».

«El museo necesita apoyo de las familias, no sólo desde el punto de vista financiero sino también para reforzar su misión», destaca Costantini en la revista Forbes Argentina, que lo presenta como un «gurú» en la tapa de su última edición. Adjetivo que, nobleza obliga, también podría aplicarse a Sarmiento.

Comments

comments